Francisco Casado López

Película: La montaña entre nosotros

Cine de catástrofes aéreas y de supervivencia después del accidente utilizando los más variados recursos, hasta el canibalismo, hay mucho. En esta historia no se llega a tanto. Ante la cancelación de los vuelos debido a la inminente llegada de una gran tormenta, dos desconocidos, un famoso cirujano que debe operar urgentemente a un niño de diez años, y una fotoperiodista que ha de acudir a su boda, tratan de solucionar sus problemas contratando una avioneta que les lleve a sus destinos; pero a causa de un infarto del piloto sufren un accidente, quedando abandonados a su suerte, y para sobrevivir deben hacer frente a los elementos en una montaña de Utah cubierta de nieve. Al ver que no van a ser rescatados, emprenden un duro viaje de cientos de millas por unas tierras cubiertas de nieve, alentándose mutuamente para soportar

...
leer más

Enrique Colmena

Artículo: Los Premios Planeta en el cine: inicio, auge y decadencia

Se falló ayer día 15 de Octubre, como es habitual, una nueva edición, la sexagésima sexta, del Premio Planeta, el más importante en cuanto a dotación económica en lengua española (y el segundo del mundo, después del Nobel de Literatura). El galardón fue para Javier Sierra por su novela El fuego invisible, y la finalista fue Cristina López Barrio con su obra Niebla en Tánger. A lo largo de los años este premio ha pasado por diversas fases, desde los tímidos comienzos de los años cincuenta, cuando se otorgó por primera vez en 1952, de la mano de una entonces todavía incipiente Editorial Planeta que había creado en Barcelona el charnego (y a mucha honra, según él mismo confesaba) José Manuel Lara, hasta una fase de esplendor que empezaría a partir de los años setenta, cuando los premios subieron en dotación económica hasta cifras imposibles de alcanzar por otros galardones literarios y se comenzó a premiar a figuras literarias de primer nivel. Paralelamente empezó a rumorearse que los Planeta estaban adjudicados de antemano en razón a los intereses comerciales de la ya entonces poderosísima editorial, aunque ciertamente nunca se pudo probar tal cosa.

En cualquier caso, el cine, que no es ajeno a este tipo de fenómenos, ha versionado algunas de las novelas que han sido galardonadas con el Premio Planeta o han quedado finalistas. Sin embargo, la cifra de adaptaciones al cines es muy reducida con respecto a las novelas ganadoras o finalistas; de las 130 obras que (sin contar las ayer galardonadas, como es obvio) han tenido esa consideración (a razón de dos por año, desde 1952), solo trece han sido llevadas a la gran pantalla, lo que supone un exiguo diez por ciento, un porcentaje realmente reducido si se tiene en cuenta el tirón comercial de un premio del que, en sus sesenta y cinco ediciones, se han vendido más de 42 millones de ejemplares.

El interés del cine por el Premio Planeta, tanto ganador como finalista, también ha tenido sus fases, como el propio galardón literario. Con toda probabilidad, ese interés ha fluctuado dependiendo de los réditos comerciales que esas adaptaciones han tenido. De esta forma, tras una tímida fase inicial, acorde con los balbuceos de un premio que después sería tan famoso, le seguiría otra en la que el cine incrementará las versiones “planetarias”, para, en los últimos tiempos, reducirse éstas hasta la nada, como veremos a continuación.


Años cincuenta y sesenta: tímidos escarceos

El primer Premio Planeta, como queda dicho, se otorg

...
leer más