Enrique Colmena

Película: La mujer del animal

Nos llegan pocas muestras de cine colombiano, una cinematografía que, por lo demás, tampoco tiene mucha producción, aunque sí es potente en cuanto a culebrones televisivos. Recuérdese el caso paradigmático de Pasión de gavilanes, todo un éxito en su pase por una televisión española en la década de los años cero de este siglo XXI. Pero en general se produce poco cine y con una calidad industrial tirando a regular, así que es agradable encontrar una nueva muestra de cine colombiano. Lamentablemente, esta La mujer del animal no es de las mejores películas que nos han llegado de aquella nacionalidad. Del propio director Víctor Gaviria, uno de los más reputados de aquella tierra, recordamos con agrado filmes como La vendedora de rosas (1998) y Sumas y restas (2004).

Aquí de nuevo Gaviria tira de tremendismo, poniendo en escena una película basada, según se indica, en hechos reales acaec

...
leer más

Enrique Colmena

Artículo: El racismo en el cine USA: De “El nacimiento de una nación” (1915) a “El nacimiento de una nación” (2016). Normalización (y III).

En las dos entregas anteriores de este tríptico hablábamos, en cuanto al racismo y su contrafigura el antirracismo, de la concienciación a la que llegó el cine desde sus albores hasta los años sesenta, y de la reivindicación que supuso en la gran pantalla (y en la pequeña; véase el percutante caso de la serie catódica Raíces) los años setenta y ochenta. A partir de los años noventa se puede fijar convencionalmente el momento en el que el cine USA trata el tema del racismo con normalidad, apareciendo cada vez más en plano de igualdad blancos y negros, si bien es evidente que aún queda mucho camino por recorrer.


El racismo, ¿pretérito imperfecto?

Ello no obsta para que, por supuesto, sigan denunciándose las situaciones de discriminación, pero a partir de la década de los años noventa ya vemos que en su inmensa mayoría se refieren a asuntos pasados. No es que no existan desde esa década casos absolutamente indignantes, pero el cine parece poner su foco en las injusticias pasadas, quizá como forma de que no se repitan contemporáneamente. Así, Amistad (1997), del liberal Steven Spielberg, se centraba en un caso al parecer verídico, ocurrido en pleno siglo XIX, cuando los esclavos que viajaban en un barco español se amotinan contra sus felones propietarios y arriban a un puerto norteamericano, donde se planteará un dilema legal: ¿son hombres libres o esclavos? Con un notable reparto de intérpretes negros (Morgan Freeman, Djimon Hounsou, Chiwetel Ejiofor, entre otros) y blancos (Matthew MacConaughey, aunque aún no brillaba como ahora; Anthony Hopkins, Anna Paquin), no es una de las mejores películas spielbergianas, pero aporta otro grano de arena en el cine antirracista, siempre tan necesario.

También Historia, y con mayúsculas, es la que nos ofrece Rosewood (1997), filme del director afroamericano John Singleton, que pone en pantalla los sucesos verídicos ocurridos en los años veinte del siglo XX, en lo que se conoce como la Masacre de Rosewood, cuando una mujer fue presuntamente golpeada y violada por un hombre negro, lo que desató la furia de la comunidad blanca, a raíz de lo cual murieron seis afroamericanos además de dos blancos. Aquella abyección, ocultada durante décadas por las autoridades, sería puesta en primera plana con los nuevos movimientos pro-derechos civiles a partir de los años ochenta. Con dos estrellas negras al frente, Ving Rhames y Don Cheadle, más el blanco Jon Voight, el filme descubrió para todo el mundo otro de los atropellos que los afroamericanos sufrieron en sus carnes durante demasiado tiempo.


Siglo XX, segunda mitad

Pero quizá sea en los años que van desde los cincuenta al nuevo siglo XXI en los que se ambienten en cine más historias teñidas de racismo y/o antirracismo. Son tiempos en los que la comunidad negra tomó conciencia de sí misma y menudearon entonces las historias situadas en ese tiempo. Por ejemplo, Fantasmas del pasado (1996), de Rob Reiner, que cuenta su historia en flash-back, desde los años noventa, remitiéndose al asesinato en los años sesenta de un activista por los derechos civiles a manos de un supremacista de la raza aria, que se fue de rositas

...
leer más