Enrique Colmena

Película: Su mejor historia

Lone Scherfig es una cineasta danesa que se ha hecho un nombre con dramedias en su país como Italiano para principiantes (2000) y Wilbur se quiere suicidar (2002), y que posteriormente ha dado el salto al cine británico con An education (2009), que fue muy elogiada y estuvo nominada a tres Oscar. Ahora ha hecho esta nueva dramedia en Inglaterra, Su mejor historia, ambientada en los duros años de la Segunda Guerra Mundial en los que Londres era bombardeada un día sí y el otro también por la siniestra Luftwaffe, la poderosa aviación nazi. Estamos a principios de los años cuarenta, tras la llamada Operación Dinamo, en la que el Alto Mando Británico repatrió en pocos días a más de trescientos mil soldados (entre ellos también franceses y belgas) ante el empuje en el continente de la Wehrmacht, el entonces omnipotente Ejército de Tierra alemán. Sobre esa operación, que tuvo como puerto de salida la localidad francesa de Dunkerque, se fantaseó con el hecho de que muchos botes y barcazas civiles británicas cruzaron el Canal de la Mancha para rescatar soldados, hasta el punto de crear la leyenda de una auténtica proeza por

...
leer más

Enrique Colmena

Artículo: Martin Landau en siete personajes

Fallecido el 15 de julio de 2017, a los 89 años, Martin Landau es uno de esos actores que nos ha acompañado a lo largo de nuestra vida, especialmente si esa vida data, al menos, de mediados del siglo pasado. En ese caso su rostro está indisolublemente unido a nuestra infancia, a nuestra juventud, a nuestra madurez, a esta senectud que nos va llegando como una marea implacable.

Vamos a recordarlo a través de siete personajes clave en su vida y en su obra, siete personajes que también han sido otras tantas referencias, por muy diversos motivos, en nuestra vida de cinéfilos.


Villano y sádico

Aunque Landau comenzó a aparecer en pantalla (en este caso televisiva) a partir de 1953, el primer papel manifiestamente reconocible por su peculiar interpretación sería Leonard, el villano que hacía en Con la muerte en los talones (1959), una de las más conocidas películas de Hitchcock. Aunque su personaje era manifiestamente de reparto, con poco papel, era llamativa la última escena en la que interviene, cuando Cary Grant sostiene de la mano a Eva Marie Saint, ambos a punto de caer al precipicio en el Monte Rushmore, y ante la súplica de ayuda del personaje de Grant, su Leonard opta por pisarle la mano con el zapato para provocar su caída. La salvación “in extremis” de los personajes de Grant y Saint (estamos a finales de los años cincuenta, cuando cualquier cosa que no fuera un “happy end” era impensable) no empaña una escena que, por su sadismo (puesto en su contexto histórico y temporal, se entiende), puede pasar a una antología de epígonos del famoso marqués.


El centurión fiel

Cambiando drásticamente de personaje, género y tiempo histórico, Martin Landau se incorpora al rodaje de Cleopatra (1963), la mítica película de Joseph L. Mankiewicz que casi arruina a la Fox, pero que finalmente ha quedado como el (descompensado, es cierto) monumento fílmico que es. Landau será ahora Rufio, uno de los más fieles, sino el que más, de los centuriones de Antonio, en un pe

...
leer más