Enrique Colmena

Película: Amar, beber y cantar

No se si Alain Resnais sabía que esta Amar, beber y cantar iba a ser su última película y, por tanto, puede considerarse como su voluntario testamento fílmico. Imaginemos que así sea, y entonces podríamos considerar que el denso autor de filmes como Hiroshima mon amour o El último año en Marienbad, el súmmum del cine intelectual, se quiso despedir en la misma línea de su última etapa, desde On connaît la chanson, cuando cambió el drama químicamente puro por la dramedia, a veces la comedia e incluso el musical, como la mentada On connaît…, en cualquier caso muy lejos de la etapa críptica d

...
leer más

Enrique Colmena

Artículo: Animación digital, la madurez del

Si en los dos capítulos anteriores de este serial al que ahora ponemos punto final hablábamos de Pixar (en la primera entrega) y del cine de animación digital hecho por otras productoras norteamericanas (en la “seconda puntata”, como dicen los italianos), ahora toca ver cómo se ha afrontado la animación infográfica en otros países del mundo, que también han aportado su granito de arena (en el conjunto, bastante más que un granito…) a este nuevo venero de creatividad al que dieron carta de naturaleza John Lasseter, el boss de Pixar, allá por 1995 con la inicial, seminal, primigenia, estupenda Toy Story.


España

Haremos país, como parece lógico, y empezaremos por España. Si nuestros datos (y la imdb.com) no nos fallan, la primera película de animación digital que se hizo en España fue El bosque animado (2001), con título homónimo a otro filme, éste con actores de carne y hueso, El bosque animado (1987), multipremiado con varios Goyas en su momento. Ambas películas parten de la novela de Wenceslao Fernández Flórez, aunque lógicamente con un tratamiento muy distinto, estando el tono de la de animación digital en la línea de fábula protoecologista que, dicho sea de paso, es tan habitual en este formato. Codirigida por Ángel de la Cruz y Manolo Gómez, ganó el Goya a la Mejor Película de Animación y tuvo una carrera comercial bastante digna, teniendo en cuenta que no dispuso de la apabullante campaña de mercadotecnia típica de los blockbusters USA.

Donkey Xote (2007), en cuyo título confluían tanto Don Quijote como la palabra burro (en inglés “donkey”), estuvo dirigida por José Pozo, cuyo mayor éxito fue, sin duda, El Cid, la leyenda (2003), si bien ésta se hizo con animación tradicional. La utilización de clásicos de la literatura

...
leer más