Enrique Colmena

Película: Lucy

Luc Besson es un guionista y productor galo que suele apostar por el cine de espectáculo, cosa perfectamente lícita, y que se arroga el papel de director en temas que le interesan especialmente, dejando en manos de otros realizadores asuntos o historias para él de menor fuste; véase el caso de la serie cinematográfica (a no confundir con la televisiva, aunque tengan el mismo origen) denominada genéricamente Transporter. Como director se reserva temas grandes, como la santa francesa por antonomasia, en Juana de Arco, o la ciencia ficción futurista de la estirpe (o al menos pretende serlo) de Blade runner, en El quinto elemento; también las aventuras protoecologistas de El gran azul, o el cine negro entreverado entre el género USA y el “polar” francés, en El profesional (León).


En el caso de esta Lucy parece evidente que el tema le ha atraído hasta el punto de tomar la batuta de nuevo y poner en escena como director su propio guión, sobre una chica norteamericana que reside en Taiwán y que, p

...
leer más

Enrique Colmena

Artículo: Winona Ryder/Rob Lowe: los muertos andan

La casualidad, esa veleta, ha querido que en este verano de 2014 coincidan en la cartelera dos películas que confirman la vuelta al mapa de la “normalidad” (lo que quiera que esto sea) de dos intérpretes que en su momento lo fueron todo pero que, por diversas circunstancias de carácter extraprofesional, se vieron abocados a permanecer en un purgatorio, un limbo en el que han estado encerrados durante bastantes años, y del que están saliendo recién.


Veamos: Winona Ryder ha estrenado, bien que como secundaria, El protector, que no se puede decir que sea Ordet, pero al menos sí es un blockbuster con todos sus avíos, con su estrellita de acción, Jason Statham, el nuevo epígono de gente que ya no da el papel de mamporrero (o sí: véase la saga de Los mercenarios, aunque ahí la clave autoparódica es importante). Statham parece llamado a sustituir a los vejestorios Stallone, Schwarzenegger, Seagal, Van Damme… toda la recua de ¿actores? que durante décadas han protagonizado innúmeras películas de acción en la que parecían cobrar a tanto el tortazo, con un plus por cada muerto.


Pues Winona, nacida en 1971 en Minnesota, lo fue todo en el cine USA, hasta que dejó de serlo, y nada en esa caída como de Luzbel tuvieron que ver sus interpretaciones. Ya llamó la atención poderosamente en Bitelchús (1988), el primer éxito del que después sería el enfant terrible del cine yanqui, Tim Burton, con el que repetiría después protagonismo en Eduardo Manostijeras (1990). Se puso también a las órdenes del entonces emergente Jim Jarmusch en Noche en la Tierra (1991), el cineasta indie por excelencia de los ochenta. Pero su mejor momento llegó poco después, cuando rodó para Francis Ford Coppola Drácula de Bram Stoker (1992), rococó versión del mito imaginado por el escritor irlandés, e inmediatamente después al filmar

...
leer más