Enrique Colmena

Película: Un espacio entre nosotros

Los viajes a Marte, a qué dudarlo, constituirán próximamente un venero en la temática cinematográfica. No sólo porque la primera misión tripulada al planeta rojo esté prevista para los primeros años treinta de este siglo XXI (aunque Elon Musk, el dueño de Tesla, quiera adelantar esa fecha a 2022, en un proyecto de financiación privada), sino porque ciertamente el tema es apasionante y tiene muchas posibilidades. Hasta ahora se habían hecho películas sobre Marte con un claro corte de ciencia ficción, a veces colindante con el cine de terror: recuérdense los casos de Misión a Marte (2000), de Brian de Palma, Fantasmas de Marte (2001), de John Carpenter, o Planeta rojo (2000), de Antony Hoffman, entre otras muchas. Más recientemente el cine se plantea la posibilidad de una colonización viable en Marte (The Martian) (2015), de Ridley Scott.

En Un espacio entre nosotros se da un paso más allá, y se imagina una colonización en toda regla del planeta rojo. El fautor de esa hazaña es un científico visionario, cuyo personaje parece reflejar las características de gente real de ese mismo perfil, llámense el citado Musk o el fallecido Steve Jobs, gente que supo prever el futuro y, como quien dice, inventarlo. Ese visi

...
leer más

Enrique Colmena

Artículo: In memoriam: Isabel Escudero. Crítica de cine (I)

Días pasados falleció en Madrid, a los 72 años de edad, Isabel Escudero. Profesora de Universidad, ejerció la docencia, inicialmente, en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense y, con posterioridad, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Sin embargo, su nombre traspasó los límites universitarios en función de diversas facetas creativas en las que fue artista y experta, entre otras, poeta y recitadora, ensayista y crítica. Extremeña de origen, nació en Quintana de la Serena (Badajoz), en 1944, aunque su dedicación profesional y artística estuvo siempre vinculada a Madrid, ciudad en la que ha muerto en este 2017.

Sus temas de preferente atención, volcados en tantos artículos y diversos libros, fueron los relacionados con el lenguaje y la sociología, así como con las diversas modalidades artísticas, donde la poética y la poesía o el cine y su crítica ocuparon lugares preferentes. Su primer libro de versos se tituló “Coser y cantar”, incursión y prolongación de la poesía popular y sus formas orales de expresión donde el dominio del verso corto se unía a un tipo de frase sentenciosa seguidora de los caminos avanzados por don Sem Tom de Carrión en sus “Proverbios” o por don Antonio Machado en su “Juan de Mairena”. De acuerdo con la dedicatoria estampada por ella en mi ejemplar, “estas coplas quieren dar razón de lo fulgurante”. Seguirían a éste títulos como “Cifra y aroma” y el ensayo “El llanto: para una hermenéutica de las lágrimas”, entre otras publicaciones científicas.


Crítica cinematográfica


Sin embargo, lo que en este artículo pretendemos resaltar y poner de manifiesto es la faceta de crítica cinematográfica que Isabel Escudero desarrolló durante unos determinados años en la revista especializada “Cinema 2002” (y en la que sería su efímera continuadora “Cinema 2001”). La vida de esta publicación comienza en marzo de 1975 y se mantiene hasta 1980 cuando se clausura tras la edición ininterrumpida de 66 números; a excepción de los dos últimos, la dirección periodística, según puede comprobarse en la mancheta, fue ejercida por Sol Fuertes, aunque las líneas maestras, ideológicas, críticas, cinematográficas, acaso correspondieron, en las sucesivas etapas, a los distintos consejos de redacción, generalmente conformados por firmas reconocidas en estos ámbitos; en ellos, nunca faltó la persona de Isabel Escudero.

Tras unos primeros números vacilantes en sus contenidos, la revista afianza su estructura, tanto en lo formal como en la enjundia de sus temas, al tiempo que se van incorporando a su equipo de redacción firmas jóvenes, en tantos casos salidos de las facultades universitarias, que aportan nuevos posicionamientos ideológicos y, al tiempo, nuevas metodologías críticas; en definitiva, un nuevo frente se sitúa ante una diferente etapa histórica que abarca desde el ocaso de la dictadura hasta el final de la transición.

Como ejemplo de lo que pre

...
leer más