Película: 4 Fantásticos

Josh Trank, entonces un jovenzuelo de 28 años, nos sorprendió hace unos años con la magnífica Chronicle (2012), un sugestivo ejercicio que combinaba portentosos efectos especiales con estimulantes reflexiones sobre, por ejemplo, la gestión del poder (sobre todo si éste es absoluto), algo poco frecuente en el cine hecho por y para adolescentes. Aquella gema nos hizo suponer que había nacido una estrella fulgurante en el panorama de los directores norteamericanos, si bien este nuevo filme, 4 Fantásticos, pone en solfa aquella suposición.

Porque esta nueva aportación al cine de superhéroes de Marvel (para la ocasión extraída del “aggiornado” cómic Ultimate Fantastic Four) resulta ser un filme correcto, bien resuelto pero definitivamente carente de la creatividad que mostraba ostentosamente Trank en su anterior y tan estupendo empeño. Aquí el director, aunque ha participado también en el guión, lo cierto es que parece haberse dejado llevar por la mediocridad del libreto, a cuyos mandos han estado Jeremy Slater (cuyo único guión hasta ahora escrito era el de The Lazarus effect, repudiada unánimemente por la crítica norteamericana) y Simon Kinberg (autor de bostas de vaca tales como Sr. y Sra. Smith y Jumper).

Reed Richards, un adolescente notablemente dotado para la ciencia, es becado por una fundación que busca la teletransportación (sí, como en Star Trek). Se encuentra allí con un grupo de científicos igualmente jóvenes y talentosos, y entre todos ellos consiguen armar una máquina que permite trasladar materia orgánica a lo que parece otra dimensión, quizá otro planeta. Cuando el gobierno intenta hacerse con los mandos de la operación, cuatro de ellos columbran la posibilidad de adelantarse a los astronautas que enviará la NASA y ser los primeros en viajar a ese nuevo mundo. Pero el experimento se salda con extrañas mutaciones en los supervivientes a su regreso…

4 Fantásticos presenta, por supuesto, a los cuatro superhéroes imaginados por Stan Lee y Jack Kirby a principios de los años sesenta, si bien, como queda dicho, aparecen en una aventura principalmente inspirada en el más reciente cómic de la serie, Ultimate Fantastic Four, de principios del siglo XXI. Sigue estando formado el grupo por Mr. Fantastic (jefe implícito del grupo, de prodigiosas elongaciones de las partes de su cuerpo; no sabemos si de “todas” ellas…); La Mujer Invisible (cuya cualidad taumatúrgica ya desvela su propio nombre, además de ser capaz de crear campos de fuerza con carácter defensivo y ofensivo); La Antorcha (con la facultad de encenderse como un mechero, sin quemarse, se entiende, y de volar cual Superman); y La Cosa (una mole de piedra de proporciones gigantescas, lógicamente deprimido por el hecho de ser el único de los cuatro que no mantiene una forma humana).

En este mismo siglo XXI Marvel ya realizó dos aportaciones a la gran pantalla con estos cuatro superhéroes de segunda categoría, en Los Cuatro Fantásticos (2005) y Los 4 Fantásticos y Silver Surfer (2007). El hecho de que ambos filmes fueran objetivamente inferiores a este nuevo 4 Fantásticos no significa, en puridad, ningún tipo de elogio, pues aquellas películas fueron de las más endebles que haya puesto en imagen la famosa firma de cómix.

Una pena que Josh Trank, del que tanto esperábamos, se adocene en películas que podría hacer cualquiera de las decenas de artesanos con las que cuenta Hollywood. Trank vale mucho más que para poner en imágenes esta tontería, aunque en sus manos lo que es insulso, al menos, gane en tener un tono más adulto, parezca una película dirigida a seres con intelecto, aunque sea puro divertimento de usar y tirar, un filme para disfrutar con palomitas en vez de con las circunvoluciones del cerebro…

En cuanto a los intérpretes, parece que hemos perdido entidad en algunos de ellos: Chris Evans (ascendido además en los últimos años a Capitán América, qué tío…) me parece mucho mejor Antorcha que Michael B. Jordan, y Jessica Alba resultó ser una Mujer Invisible bastante más entonada que Kate Mara. Eso sí, en La Cosa hemos mejorado, contando ahora con Jamie Bell, el inolvidable protagonista de Billy Elliott (2000), si bien está ya algo talludito (casi treinta tacos) para hacer de teen: cosas del cine…


Dirigida por

Género

Duración

100'

Año de producción

Trailer

4 Fantásticos - by , Sep 01, 2015
2 / 5 stars
Un talento desaprovechado