Película: 8 millas

Con una ya apreciable carrera como director a sus espaldas, Curtis Hanson parece últimamente haber derivado del género de intriga en el que consiguió sus mejores títulos, como La mano que mece la cuna, pero también del policíaco, donde brilló en su obra maestra, L.A. Confidential, para dedicarse al drama en estado más o menos puro, con la floja Jóvenes prodigiosos y ahora con esta algo más entonada 8 millas, sobre el submundo rapero en Detroit, y con el inconveniente de tener que, teóricamente, rendir pleitesía a la estrellita de turno, el supuesto cantante Eminem, campeón del odio racial y de las letras machistas y hiperviolentas.


Afortunadamente Hanson ha sabido llevar a su terreno al astro y consigue integrarlo dentro de la historia, sin que desentone demasiado. Se nos cuenta la vida de un chico blanco obsesionado por el rap, esa presunta variante de la poesía, de la que el joven es un maestro en ripios, pero con graves problemas en su entorno: vive en casa (por decir algo) de su madre, alcoholizada y con un novio de la edad del hijo; sus hermanos son una panda de tarados que se creen muy chulitos pero todavía se acuerdan de cuando llevaban dodotis; su novia es un putón verbenero con pinta de ninfómana (y enteramente un clon de Alicia Silverstone, aunque algo más delgada, eso sí); y su deseo de conseguir grabar una maqueta en la que soltar sus pencas rimas de poetastro no termina de cuajar.


Así las cosas, el filme tiene cierto interés a ráfagas, sobre todo por la pintura que hace del universo cerrado, verbalmente ultraviolento y socialmente sin futuro de los jóvenes aspirantes a raperos famosos, sobre todo en un final en clímax que recuerda, qué cosas, a otros similares de Rocky o Karate Kid, sólo que aquí, en vez de sacudirse mamporros, se ponen de vuelta y media con versillos "ad hoc".


Sería injusto no reconocer cierta capacidad magnética en la mirada de Eminem, y es que algo debe tener cuando ha llegado tan alto, aunque sea a costa de predicar el odio racial y el maltrato conyugal. Con todo, es una película que en España llegará plenamente sólo a una minoría, la de los chavales que compran sus discos y gustan del rap. El resto, seguramente, estamos muy viejos ya para estas memeces...


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

8 millas - by , Dec 19, 2014
2 / 5 stars
Maestro en ripios