Película: Alguien detrás de la puerta

Estamos ante una película italo-francesa ya un tanto avejentada, que incide en el manoseado tema del crimen perfecto. Un psiquiatra sala cierta noche del hospital, de terminar su servicio, cuando encuentra a un hombre cuya mente está en blanco; sufre de amnesia, y en la mente del doctor empieza a fraguarse una idea diabólica: utilizar al amnésico en una crisis matrimonial en la que se encuentra, dado que el galeno está muy celoso de su mujer.


El director, Nicolas Gessner, es un cineasta húngaro que ha hecho la mayor parte de su carrera en los países de la Europa occidental, casi siempre dentro del género del policíaco, y contando habitualmente con estrellas de cierto relieve: Jean Seberg, Elsa Martinelli, Mireille Darc, Jodie Foster, Martin Sheen... incluso llegó a rodar con Edward G. Robinson en La rubia de Pekín, y es el autor de un extravagante filme titulado ¿Cuál de las trece?, en la que tuvo a sus órdenes nada menos que a Orson Welles, Roman Polanski, Vittorio Gassman y Vittorio de Sica.


Pero en ésta Alguien detrás de la puerta se quedó en un filme casi teatral, con una interesante descripción de caracteres, pero poco más, en una intriga banal y escasamente consistente.


Al frente del reparto aparece Anthony Perkins, un hombre que por aquella época, todavía bajo el síndrome de Psicosis, parecía inevitable en cualquier filme en el que hubiera desórdenes mentales. Junto a él, Charles Bronson, antes de que entrara en su posterior y tan lamentable prototipo de vengador justiciero.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

91'

Año de producción

Alguien detrás de la puerta - by , Oct 12, 2015
1 / 5 stars
Desórdenes mentales