Película: Amanecer de los muertos

La carencia de ideas de que hace gala (es un decir...) el Hollywood actual se refleja en hechos como éste: no es que se hagan secuelas de éxitos antiguos, sino que incluso se vuelven a hacer versiones de segundas partes, como en este caso. Amanecer de los muertos es un "remake", más o menos libre, de Zombi, que fue la segunda entrega de la Trilogía de los Muertos Vivientes de George A. Romero.


Aquel filme no fue nada del otro jueves, aunque tenía como curiosidad el hecho de que se planteaba como una metáfora sobre el consumismo, al recluirse los supervivientes de la plaga de los zombies en un centro comercial, donde todo estaba a su alcance, en un derroche que pronto se revelaba inane. Ahora esa misma idea no ha sido aprovechada por el neófito director, el ignoto Zack Snyder, que se ha interesado mucho más por el reventamiento de las cabezas de los muertos vivientes a manos (o a rifle o pistola, para ser más exactos) de los supervivientes, que en otras cuestiones de más calado intelectual.


Es cierto que hay algunos apuntes sobre la solidaridad o, peor, la insolidaridad del ser humano, o sobre la posibilidad de la regeneración moral, pero son apenas brochazos dentro de un océano de sangre, de un revuelto de vísceras que, como ya es habitual, mueven más al asco que al auténtico terror.


No sería justo despachar sin más la película, porque es cierto que logra algunas dosis de apreciable suspense (la bajada al sótano del garaje, como un "descensus ad inferos") y está realizada con una solvencia profesional que, en principio, no parece propia de un novato, pero el conjunto carece de personalidad propia y no llega más allá que al entretenimiento no diré que digestivo, por obvias razones, pero sí sin mayor atractivo. Lástima de Sarah Polley, la excelente protagonista de Mi vida sin mí, aquí en un papel de muy inferior interés.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

98'

Año de producción

Amanecer de los muertos - by , Dec 11, 2015
1 / 5 stars
Revuelto de vísceras