Película: Asesinos

Ha dicho Antonio Banderas que Asesinos era como un combate de boxeo en el que el peso welter intentaba destronar al peso pesado. No está mal como metáfora, porque realmente este duelo de profesionales de la muerte no es sino, en síntesis, el sempiterno enfrentamiento entre el campeón y su aspirante.


Ciertamente no ha estado Richard Donner afortunado en la dirección, máxime cuando el guión (de las hermanas Wachowski, cuando aún eran hermanos, y antes también de su éxito con Matrix) dista mucho de poder tomarse ni medianamente en serio. Y en algún sentido es una lástima, porque el planteamiento inicial, con asesino profesional cansado de serlo, torturado por un viejo caso de conciencia (¡en un matarife!), que se ve asaltado por una locomotora en forma de nueva generación de su oficio que le disputa el puesto, tiene cierta originalidad y se le podría haber sacado punta.


Pero desde el momento en que el campeón de este metafórico duelo boxístico es el cada vez más inexpresivo Stallone, y que Banderas, en el polo opuesto, está desatado como elefante en cacharrería, todo se viene abajo, ayudado por un guión escasamente trabajado y que fía más en las escenas de acción que en hacer progresar correctamente la historia.


Así las cosas, sólo queda el aspecto meramente espectacular, en el que Donner hace un trabajo solvente pero sin imaginación, en un extraño filme que parece marcar un intento de cambio de Sly, que inicialmente ya no es más bueno que el pan, aunque poco a poco se vaya ablandando hasta parecer un bollo de leche...


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

130'

Año de producción

Asesinos - by , Oct 12, 2016
1 / 5 stars
Campeón y aspirante