Película: Asuntos de familia

Pocas producciones israelíes suelen llegar a nuestras carteleras y en este caso se trata de una aceptable ópera prima de una mujer. Es una metáfora de la sociedad palestina a través de una historia que sugiere más de lo que cuenta, que obliga al espectador a poner de su parte en este drama contenido, con notas de humor costumbristas y con el telón de fondo del conflicto palestino-israelí, aunque no está presente en la vida de los personajes.

En Nazaret vive una pareja que lleva junta medio siglo, sumida en la monotonía de la rutina diaria. La familia está compuesta por el matrimonio de ancianos Nabeela y Saleh, que viven solos; tienen tres hijos, uno de ellos, Hisham, tiene su casa en Estocolmo, con el que su padre habla por Skype de vez en cuando, mientras que los otros dos permanecen al otro lado de la frontera; en Ramala está Tarek, que es escritor y tiene una novia que se llama Maysa, a pesar de que tiene vocación de soltero. La hija es Samar, que está embarazada y a punto de dar a luz, vive con su marido George, mecánico, al que un día una directora americana le ofrece presentarse a un casting para intervenir en una película. Con ellos vive la abuela que es diabética y está perdiendo la cabeza, debido a su demencia senil, y constantemente vuelve a su pasado. La ilusión de George es la de algún día poder ver el mar y cuando lo logra está feliz y no le importa nada lo demás, se siente libre como un pájaro, liberado de la presión que padece en su matrimonio.

La falta de comunicación entre los miembros de la familia es alarmante, es como un signo de lo que ocurre en nuestra sociedad actual. La pareja mayor apenas se comunica, tiene ya pocas cosas de qué hablar tras haberse marchado los hijos, sienten la soledad en su interior a pesar de vivir juntos y estar acompañados.

Es la ópera prima de la directora palestina Maha Haj, escenógrafa de profesión, tras dirigir dos cortos, sin haber pasado por ninguna escuela de cine, que también ha escrito el guion inspirándose en hechos vividos por su familia, además de una parte de ficción. Está interpretada en su mayoría por actores no profesionales extraídos de sus amistades o de su propia familia.

Rodada con austeridad formal, a base de planos fijos, atendiendo a los pequeños detalles y cuyos personajes dicen más con su silencio que con lo que expresan, aunque todos tienen asuntos pendientes que solventar y deberes que cumplir.

Una mirada femenina en clave sobre la sociedad palestina.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

90'

Año de producción

Trailer

Asuntos de familia - by , Jul 24, 2017
2 / 5 stars
Historias familiares