Película: Atención a esa prostituta tan querida

La rica personalidad de Rainer Werner Fassbinder llenó la década de los setenta en la República Federal de Alemania. Sus películas para cine y sus series para televisión, sus obras teatrales, sus interpretaciones en todas las artes escénicas, pero sobre todo su prolífica imaginación y su capacidad revulsiva para contestar a la confiada y pacata sociedad germana de la época, le conceden un puesto de honor en la cultura de su país y también en la cultura occidental contemporánea.


Discutido, polémico, amado por unos y odiado por otros, Fassbinder nunca dejó indiferente, pero sus películas se convirtieron en bocados deseados por los cinéfilos, que no daban abasto a su cuantiosa producción. Por eso, tras éxitos como Las amargas lágrimas de Petra von Kant, El matrimonio de Maria Braun o Desesperación, algunas de sus cintas más antiguas fueron rescatadas de los archivos de las productoras.


Ese fue el caso de esta Atención a esa prostituta tan querida, estrenada en España diecisiete años después de su producción, cuando fue rodada precisamente en nuestro país, en un descanso entre película y película de las que Fassbinder manufacturaba como rosquillas.


Es cine dentro del cine, con personajes supuestamente depravados pero que, a estas alturas, resultan casi párvulos... Lo más extraordinario de la película es su reparto, con "enfant terrible" como Lou Castel o la entonces todavía desconocida Hanna Schygulla, o el gran Eddie Constantine casi autoparodiándose, o los que después serían directores de éxito Margarethe Von Trotta, autora de Las hermanas alemanas, y Werner Schroeter.


 


Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

Atención a esa prostituta tan querida - by , Oct 14, 2016
2 / 5 stars
Depravación devaluada