Película: Babe, el cerdito valiente

Cuentan las crónicas que esta fábula marrana (mayormente por su protagonista, un cerdito que ha sido interpretado realmente por unos veintitantos congéneres) se ha convertido en uno de los fenómenos taquilleros del año en los mismísimos USA.


Tal vez no estén lejos los mensajes subliminales, porque el hecho de que un cochinillo saleroso tenga que dejar su ocupación habitual (esto es, comer como un guarro para ponerse hecho un ídem de muchas arrobas y dar un buen jamón, jamón) para convertirse en perro ovejero, pudiera interpretarse, sin quebrarse mucho los cascos, como un no demasiado sutil elogio de la movilidad funcional...


Interpretaciones laborales aparte, Babe, el cerdito valiente funciona agradable, inofensivamente, con las trapisondas de este marranillo que se resiste a decorar la mesa por Navidad con una manzana en la boca.


La realización es muy correcta, dejada en manos de Chris Noonan, que se ve no conoce la máxima del gran Hitchcock: "No trabajar nunca con animales, niños ni Charles Laughton". Eso sí, hay que ver para lo que ha quedado George Miller, aquí productor y guionista, amén de "enchufador" de su familia en el rodaje: de director con prestigio y tirón en taquilla, mayormente por la saga de Mad Max, a tener que ganarse las habichuelas tratando con embutidos ambulantes; "sic transit gloria mundi...".


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

Babe, el cerdito valiente - by , May 25, 2015
2 / 5 stars
Fábula marrana