Película: Berserker

Esta película se pudo ver en la Sección Las Nuevas Olas en el Sevilla Festival de Cine Europeo (SEFF’2015).

Pablo Hernando es un guionista, director de fotografía, montador, actor, productor y director español (aunque en puridad su vocación es la de guionista y director; el resto de labores cinematográficas, como dice el proverbio español, “a la fuerza ahorcan”…) con una aún corta carrera, en la que sobre todo hay cortos, pero también un inquietante largometraje, Cabás, que no tuvo una carrera comercial medianamente decente por falta de medios adecuados. Su segundo largo, este Berserker, nos lo muestra como un cineasta con ideas que se defiende muy bien a pesar de contar con menguados recursos, aportados, entre otros, por la tan de moda fórmula del crowfunding o micromecenazgo.

Berserker es un thriller atípico. Lo es por su planteamiento, pero también por su desenlace. Madrid, en nuestros días: un escritor a tanto la novela, que ha dejado su trabajo en una librería para dar rienda a su vocación literaria, se entera de un caso real que excita su curiosidad: una chica fue declarada culpable, e internada en un manicomio, al encontrarse la cabeza decapitada de su novio pegada al volante de su coche. El resto del cuerpo no apareció nunca, la chica no recuerda nada, y se zanjó el caso concluyendo que había sufrido un brote psicótico. Sin embargo, el escritor, cuando empieza a rascar en el caso, se encuentra con que otros amigos y compañeros de la chica sufrieron muertes violentas o desapariciones no explicadas casi en los mismos días de autos (nunca mejor dicho…). Pero su investigación no parece pasar desapercibida para algunos…

El filme de Hernando tiene varias virtudes: la de la humildad va de suyo, porque apenas ha contado con recursos económicos, pero no pretende hacerse pasar por lo que no es. La trama es interesante, incluso intrigante, y se va complicando conforme nos vamos enterando de que todo lo que rodeaba a la supuesta asesina tenía un aspecto como de secta, o conjura con imprecisos objetivos. Así las cosas, gusta la forma sencilla pero efectiva en la que Hernando va adensando la historia, con un escritorzuelo que parece desenvolverse mejor como detective ocasional que como literato.

Con alguna escena deslumbrante, como la formidable elipsis del suicidio por bala de uno de los amigos de la supuesta asesina, Berserker resulta ser un estimulante thriller que guarda su mejor baza (por extraña, por atípica, por revulsiva) para su conclusión. O no conclusión…

Los berserker eran los guerreros bárbaros que, bajo los efectos de algún tipo de alucinógeno, luchaban sin desmayo y sin miedo ni dolor físico. Eso aparte de dar nombre a algunos personajes de vídeojuegos. Aquí tendrá mejor la primera acepción: alguien ha tomado algo que le ha hecho enloquecer y cometer tropelías sin fin. ¿Quién desenmadeja este embrollo?

El protagonista, Julián Génisson, hay que reconocer que es un “cara-de-palo”, aunque también hay que decir que tal característica  conviene a su personaje, que es bastante esfinge, y sobre todo a su muy particular sentido del humor. Le da réplica una Ingrid García Jonsson que es uno de los rostros más interesante de la nueva hornada de intérpretes españoles.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Trailer

Berserker - by , Nov 10, 2015
3 / 5 stars
Una cabeza pegada en el volante