Película: Bienvenidos al Norte He aquí la película más taquillera del cine francés; viéndola se comprende, porque es una comedia, no especialmente distinguida pero sí tremendamente popular, sobre el choque de civilizaciones (y no precisamente cristianos contra musulmanes…), entendiendo por tal el que se produce entre los sureños, amantes del buen tiempo y orgullosos de su tierra y de sus costumbres, petulantemente creídos de que el centro del mundo está en Aix-en-Provence, y su aversión hacia los lugareños de la región de Norte-Paso de Calais; en España no hay nada parecido, aunque quizá, por asimilación, podríamos hablar del cierto desdén que, desde algunas regiones norteñas de España (vale decir País Vasco o Cataluña), sienten por la mía, Andalucía, aunque no parece que sea el mismo caso.
De cualquier manera, la historia que se cuenta, bastante simple, nos presenta a un probo padre de familia (algo carajote, es cierto) que es trasladado al supuestamente siniestro Norte-Paso de Calais por una falta disciplinaria; tras llegar allí, la primera impresión negativa se torna enseguida en positiva cuando comprende que los catetos norteños son buena gente, aunque algo duros de mollera; su mujer, en cambio, da en creer que lo está pasando fatal, lo que, sorprendentemente, refuerza el ego del pardillo, y se hace la víctima con su cónyuge. No destriparemos el final, aunque no es difícil de averiguar…
Dany Boon es un actor (metido ahora a director) cuyo procedencia es, precisamente, esa región norteña, donde se habla un extraño dialecto del francés, el “ch’ti” (léase algo así como “cheti”), cuya ininteligibilidad es fuente de la mayor parte de las escenas cómicas del filme; seguramente para los franceses habrá resultado mucho más divertido que para otras nacionalidades, porque la gracia está precisamente en esa peculiar forma de pronunciar y algunos modismos propios del terruño. En España, ni en la versión original, y no digamos ya en la doblada, es posible trasladar ese efecto humorístico; véase que, por ejemplo, en la versión doblada, se opta por hacer hablar a estos catetos del norte con una jerigonza que parece una mezcla entre andaluz, cheli, argentino y portugués (ya sé que ni el andaluz ni el argentino son lenguas propiamente dichas, pero creo que nos entendemos…): ¡ay, a qué equilibrios obliga a veces los doblajes!
No es “Bienvenidos al Norte” una buena película; para entendernos, la distancia que media entre esta voluntariosa comedia que busca hacer ver que los “ch’tis” son gente más o menos normal, y otro gran éxito franchute, “La cena de los idiotas”, es abismal. Pero es cierto que el cine es también industria, y que se engrasa con dinero; el filme de Dany Boon, en ese sentido, consigue plenamente lo que busca, que los espectadores abarroten las salas... en su país, porque en España la recaudación ha sido mucho más morigerada, como cabía prever en una historia quizá demasiado francesa (y el adverbio no es, ni mucho menos, inocente…).

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

106'

Año de producción

Bienvenidos al Norte - by , Jan 31, 2009
2 / 5 stars
Reírse del cateto