Película: Blade: Trinity

La franquicia de Blade, el héroe de Marvel, llega a su tercer título, aunque parece que no con tan buena salud comercial como en los anteriores capítulos. Y es que, ciertamente, este tercer segmento de la saga del híbrido vampírico que se dedica a cazar a sus medio hermanos no-muertos, es inferior a las dos primeras entregas, quizá ya demasiado ordeñada la ubre, o tal vez en momentos bajos el guionista del serial, David S. Goyer, que ahora también ha asumido la función de director. Y lo que antes tenía su interés en cuanto a modernización del mito, ahora se ve ya alargando las historias a base de beber en otros veneros.


En este caso el caudal del que el guionista y realizador toma prestado temas e influencias es, claramente, la saga de las Crónicas Vampíricas que Anne Rice viene escribiendo desde hace ya casi tres decenios, desde la iniciática Entrevista con el vampiro. En este caso parece que el libro que más ha influido en esta tercera parte sería La reina de los condenados, sólo que cambiando de sexo a la monarca y haciéndola soberano para la ocasión.


Tenemos, de nuevo, al vampiro primigenio, venido desde tumbas primordiales para imponer su caótico orden de "wurdalaks", y tendremos también la posibilidad de, matándolo a él, eliminar al resto de sus congéneres. Poco más hay, si no es la aparición de una secuencia de la que hubiera podido obtenerse un mayor rendimiento artístico, la del "criadero" de sangre humana, con ese plano hipnótico de miles de cuerpos humanos inducidos al coma y produciendo sangre para los insaciables vampiros, escena que, lamentablemente, está desaprovechada.


En el debe del filme habrá que incluir también la aparición de un personaje, el de Hannibal King (motejado por el propio Blade como "becario"), un cazavampiros amateur con un más que dudoso sentido del humor, así como la detestable composición que Parker Posey (no hace tanto la gran esperanza blanca de la joven interpretación yanqui) hace de una imposible vampira pasadísima de rosca.


Así las cosas, parece que el serial se desinfla. Es cierto que a los aficionados al cine de acción seguramente no les defraudará, porque hay violencia y lucha a raudales, pero tampoco aporta nada en este sentido al género. En fin, Wesley, a ver si te buscas ya a otro héroe con el que salvar al mundo...


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

115'

Año de producción

Blade: Trinity - by , Mar 05, 2016
1 / 5 stars
El rey de los condenados