Película: Blind

Una mujer joven, casada, se está quedando irremisiblemente ciega por una enfermedad ocular sin cura posible. Renuente a salir a la calle (aún), su vida se limita a permanecer en casa, mientras el marido acude al trabajo (o al gimnasio…); la mujer tiene frecuentes aunque leves accidentes caseros, por mor de su novedosa condición de invidente. El tedio la impulsará a imaginar otra vida, con esos mismos mimbres, pero jugándolos de otra forma. Así, empieza a reescribir su vida, y la de su marido, al que imagina chateando y manteniendo una cita a ciegas con otra chica. Convertida ella misma en demiurga, su aburrida vida toma un insospechado sesgo…

Eskil Vogt es un neófito realizador noruego que tiene en su haber, sin embargo, el guión de la apreciable Oslo, 31 de Agosto, coescrito con Joachim Trier, el director de ese filme, ambos sobre la novela El fuego fatuo, de Drieu la Rochelle. Aquella notable película tenía, entre otras cosas, unos excelentes diálogos. Viendo ahora esta Blind se entiende que la aportación de Vogt fue relevante, pues aquí, de nuevo, tenemos una imaginativa trama, con una mujer que, progresivamente ciega, se inventa un mundo y transforma la realidad a su conveniencia, o a la de su aburrimiento, columbrando una serie de situaciones en las que ella misma actúa como manejadora de los hilos de sus marionetas.

De forma parecida a como planteaba François Ozon su película En la casa, aquí también tendremos en pantalla, simultáneamente a la escritura de la protagonista de los sucesos que le gustaría (u odiaría) que le pasaran, esos mismos hechos, que con frecuencia se modifican sobre la marcha, conforme la autora del texto rectifica lo que está escribiendo. De esta forma, realidad y ficción se entrecruzan hasta ser inextricables, en un fascinante juego de espejos deformantes que ciertamente resulta embelesador.

También es cierto que ese tipo de juegos es muy complicado de mantener permanentemente para que no caiga en el narcisismo de “qué inteligente soy y qué puzzle tan brillante estoy haciendo”, y sobre todo en el tramo final, la historia se torna un tanto abstrusa: una cosa es jugar con los tiempos, con las historias paralelas, con manipular los personajes “ad libitum”, y otra que se te escape de las manos la  narración y empiece a ser redundante.

Con todo, el conjunto es más que interesante. No está el cine sobrado de cineastas tan creativos como éste como para andarse con tiquismiquis. Blind es, entonces, una notable propuesta sobre la recreación de la realidad, sobre la posibilidad de crear otros mundos a partir de éste, un estimulante ejercicio de estilo, pero también una curiosa incursión en los terrenos de las relaciones humanas, que juega con temas tales como el deseo, el sexo, el voyeurismo, la soledad.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

96'

Año de producción

Trailer

Blind - by , Jul 21, 2015
3 / 5 stars
Reescribiendo la realidad