Película: Brokeback Mountain. En terreno vedado Definitivamente, el taiwanés Ang Lee se está convirtiendo en lo más parecido a un cineasta del Hollywood clásico: ha hecho comedia de enredo (El banquete de boda, Comer, beber, amar), drama existencialista (La tormenta de hielo), melodrama romántico (Sentido y sensibilidad), cómic (Hulk), western clásico (Cabalga con el diablo) y cine de artes marciales orientales (Tigre y dragón). Ahora ha filmado un neowestern en este Brokeback Mountain, además con historia de amor homosexual, en lo que se ha reputado como la última osadía de Hollywood: no es tal, como saben los cinéfilos; baste recordar algunos ejemplos clásicos como El zurdo, de Arthur Penn, o El día de los tramposos, de Joseph Leo Mankiewicz, para saber que también en el Oeste había "tomate"...

Brokeback Mountain vuelve a confirmar que Ang Lee es uno de los más talentosos cineastas orientales (aunque ruede con frecuencia en Estados Unidos, su segunda patria); es un drama romántico en estado químicamente puro: dos cowboys, en el universo homófobo del Wyoming de 1963, conciben, en la absoluta soledad de los bellísimos paisajes rurales de la zona, una pasión amorosa que ya no les abandonará jamás: casarán, tendrán hijos, pero algo les faltará para siempre, algo que no podrán colmar siquiera sus esporádicos encuentros amorosos, separados como están por catorce horas de carretera. Ese amor oscuro (valga la alusión a Lorca) será su inabarcable obsesión y la que, a la postre, marcará sus existencias: uno, divorciado y con su vida hecha unos zorros, sin hogar que merezca ese nombre ni ocupación medianamente decente; el otro, ninguneado por un prepotente suegro muchimillonario. En ese contexto, los amantes estarán ante un callejón sin salida, imposible la soñada convivencia como pareja, que hoy día resultaría más o menos normal, pero que en aquel contexto histórico y geográfico no era siquiera imaginable.

Sacando un excelente partido a los bucólicos paisajes de Wyoming, con una ajustadísima interpretación de los dos protagonistas, el filme es una balada hermosa, triste y torturada de un amor imposible, hecha de largos planos, con un ritmo cadencioso que en ningún momento cansa ni molesta; antes al contrario: llena. Por cierto que, en el fondo, y sin por supuesto pretenderlo, la nueva película de Ang Lee, más que un cine filohomosexual, es casi involuntariamente antigay: basta ver el devastador resultado que tiene en estos dos hombres su obsesiva pasión para llegar a la conclusión, "a sensu contrario", de que, si no se hubieran conocido y sus vidas hubieran transcurrido dentro de los habituales parámetros heterosexuales, posiblemente no hubieran sufrido tanto. Y es que a veces los mensajes, como las escopetas, los carga el diablo...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

135'

Año de producción

Trailer

Brokeback Mountain. En terreno vedado - by , Jan 26, 2006
4 / 5 stars
Amor oscuro