Película: Bye bye Germany

Son muchas las películas que se han hecho sobre el Holocausto, pero ésta se nos antoja diferente. La acción transcurre en 1946 en Fráncfort, tras terminar la Segunda Guerra Mundial, y se centra en un judío en una Alemania en ruinas donde trata de ganarse la vida con unos amigos para poder emigrar a América. Ese no es otro que David Bermann, que como ellos ha sobrevivido al Holocausto y tan sólo tienen una idea y un propósito: cumplir ese sueño tan pronto como les sea posible, pero necesitan ganar dinero, una tarea nada fácil en la posguerra, y esa posibilidad se la proporciona David, montando un negocio vendiendo algo de lo que los alemanes necesitaban en esos momentos: ropa de cama. Para ello aprovechan el sentimiento de culpa de sus clientes que no les cierran las puertas a unos pobres vendedores judíos. Pero David tiene un problema, ya que guarda un oscuro pasado lo que provocará ser investigado al estar acusado de haber colaborado con los nazis y es interrogado por la agente especial americana Sara Simon que intenta aclarar por qué tiene dos pasaportes.

El argumento está extraído de dos novelas, Die teilacher (2010) y Machloikes (2011), de Michel Bergmann, de las tres que escribió en homenaje a su padre y su tío, sobrevivientes tras la caída del Tercer Reich, sobre las que hicieron el guion el autor y el director. El judío alemán afincado en Bélgica Sam Garbarski cuenta en tono de comedia esta cinta que trata sobre la Alemania nazi después del Holocausto y de los judíos que permanecían en el país, mientras algunos estaban deseosos de tener dinero para emigrar y olvidar el pasado, como David, que perdió a toda su familia.

La historia que se nos cuenta en este film es muy diferente a muchas otras anteriores que planteaban conflictos originados por el Holocausto, que incluye un emotivo y positivo relato sobre la reconciliación en tiempos de posguerra. A lo largo de la trama conocemos algunos hechos de los componentes de este grupo, especialmente de David que, en distintas sesiones, va contando lo que le sucedió a él y el porqué es interrogado por la policía americana presente en Alemania tras finalizar la guerra. Pero también las de otros integrantes del equipo como la del judío cuyos padres fueron quemados y quiere vengarse cuando encuentra a quien realizó el cruel asesinato.

Al inicio se nos dice que está basada en un hecho real ocurrido en la posguerra alemana, pero se nos advierte que se le han añadido situaciones ficticias. La declaración de David está demasiado fragmentada, podía haberse contado en menos sesiones y más continuada, de esta manera crea un cierto suspense pero es un tanto artificial, ya que aparentemente su vida no corre peligro por ello. El final resulta previsible, pero es algo diferente para una comedia pícara, con unas gotas de humor, como los divertidos trucos que emplean para hacer las ventas, dentro de su dramatismo.

Está correctamente contada por Sam Garbarski, que tras hacer tres cortos debutó en la dirección de un largometraje en 2003, siendo éste el quinto de su aún breve filmografía y del que ya tuvimos oportunidad de ver, primero en el Festival de Cine Europeo de Sevilla y posteriormente en nuestras pantallas comerciales, su premiada y notable Irina Palm (2007).


Dirigida por

Género

Duración

102'

Año de producción

Trailer

Bye bye Germany - by , Oct 02, 2017
2 / 5 stars
Sobrevivir después del Holocausto