Película: Carmen

De las muchas Cármenes que en el cine han sido, se ha repetido "ad nauseam" que la de Vicente Aranda es la más sexual, la que más epidermis y pasión explícitas presenta, como seguramente no podía ser de otra forma en el cineasta catalán, perito en Sexo y Muerte, temas omnipresentes que recorren, una y otra vez, su filmografía.


Pero lo que no se ha dicho tanto es que, más que una visión sobre la Carmen de Merimèe, estamos ante una mirada sobre José, su amante, el hombre que perdió una vida normal en brazos de una hembra de bandera a la que se le puso entre ceja y ceja atraer a este soldadito casi de Pavía. Porque en todo momento el centro y eje de la trama es José Lizarrabengoa, el sargento navarro destinado en la Fábrica de Tabacos de Sevilla, allá por 1830, y cómo una cigarrera de sangre caliente y oficios sórdidos (puta, ladrona, estafadora, bandolera) le embaucó y se convirtió para él en una continua obsesión sexual, eso que hoy llamamos "encoñamiento", pero que probablemente, bajo la brutal denominación coloquial, no sea sino, sencilla, llanamente amor.


Con un esfuerzo de producción evidente, una buena recreación de los lugares andaluces donde históricamente hubiera podido desarrollarse la novela del escritor francés, la Carmen de Aranda es, entonces, la visión del cineasta sobre el mito de la gitana de la faca en la liga, pero sobre todo, de la pasión volcánica que provocó en un hasta entonces recto suboficial del ejército de Fernando VII, haciéndole perder todos aquellos valores en los que creía: patria, disciplina, ley, religión.


Película estilísticamente irreprochable, tal vez la inclusión de un narrador con los tópicos acentos franchutes de Mérimée la lastre innecesariamente, cuando se podría haber prescindido de este gabacho como hilo conductor, metido con calzador para justificar la coproducción.


Al margen de ello, estamos ante un filme sólido, con empaque, sin el acartonamiento tan habitual cuando el cine español aborda la historia del siglo XIX, y con algunas escenas espléndidas, como toda la secuencia final de los amantes en la capilla, puro Aranda quintaesenciado.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

120'

Año de producción

Carmen - by , Sep 22, 2016
3 / 5 stars
Sexo a flor de piel