Película: Cowboys & Aliens No deberíamos ser prejuiciosos, pero a veces no hay más remedio. Lo éramos cuando íbamos a ver esta Cowboys & Aliens, pero teníamos alguna esperanza de que nuestros prejuicios se fueran por el desagüe, pero no ha sido así. Y mira que al principio parecía que estábamos ante una especie de revisitación de algunos de los westerns clásicos más interesantes, con su personaje atormentado y de pasado oscuro, su niñato hijo de papá que hace lo que le da la gana amedrentando a un pueblo sojuzgado, y el cacique del lugar, bronco e impío, al que el protagonista habrá de enfrentarse. Pero pronto se acaban los buenos presagios, y enseguida entramos en el castillo de fuegos artificiales y en la primacía absoluta de los efectos especiales, incluidos los infográficos que cada vez resultan más chirriantes: esos alienígenas que ya parecen directamente dibujos animados, sin sombra de realismo…

Jon Favreau, que había presentado sus credenciales con dos “blockbusters” como Iron Man y su secuela, se encarga de la dirección de esta tontería que mezcla sin sabiduría dos corrientes tan contrapuestas como el western clásico y el venero de los aliens hostiles, con dos líneas diferenciadas pero que últimamente parecen converger, como serían las iniciadas por Alien, el octavo pasajero y Depredador.

Los personajes no existen, y cuando lo hacen son marionetas en manos de los guionistas, que los mueven a su antojo sin dotarlos de una mínima credibilidad: el travestismo de repulsivo villano a prohombre de bien del personaje de Harrison Ford es de risa, y Daniel Craig carece, en rigor, de rol.

Antes de mediar el metraje ya se ve que lo que se pretende es aturdir al espectador con cuantas más explosiones mejor, y darle una muy elemental historia con buenísimos vaqueros e indios y extraterrestres malísimos. Y resulta que, paradójicamente, tras este maniqueo tinglado está como productor Steven Spielberg, autor de una peculiar teoría de la Alianza de Civilizaciones (antes de que la expusiera Zapatero, es cierto) entre humanos y alienígenas, en filmes como Encuentros en la Tercera Fase y E.T., El extraterrestre.

Por supuesto, el rigor histórico ni está ni se le espera, y el tono que inicialmente parecía reconciliar con el clasicismo del género desaparece como por arte de magia. Daniel Craig pone cara como de enigmático, aunque no tiene trastienda alguna, y Harrison Ford hace su personaje malo de la década, que ya le tocaba, aunque en este se redime…

Dirigida por

Nacionalidad

Duración

118'

Año de producción

Trailer

Cowboys & Aliens - by , Sep 12, 2011
1 / 5 stars
Prejuicio acertado