Película: Cube

Hay películas pequeñas pero de tema sugerente que llaman poderosamente la atención: el caso de Pi  es paradigmático, como lo es esta minimalista película canadiense, tan cuadriculada formalmente pero tan innovadora temáticamente: un grupo de personas se despierta, sin comerlo ni beberlo, en el interior de un gigantesco cubo formado a su vez por otros miles de cubos más pequeños que cambian de posición dentro del macrocubo, algunos de los cuales contienen trampas mortales.


Este grupo, desconcertado por las razones de tan insospechado confinamiento, intentará salvarse, primero en grupo, más tarde con discordancias que recuerdan que es un microcosmos como el género humano mismo: el líder que se revela pronto un dictador, el arquitecto nihilista que pronto aclarará también las razones profundas de su pasotismo, la experta matemática que intenta desentrañar las claves del cubo, la luchadora de todas las causas perdidas porque la primera que perdió fue la suya propia como persona, el autista que, sin embargo, tiene una prodigiosa inteligencia... cada uno es un mundo, y su relación con los demás y con el hostil entorno se volverá cada vez más asfixiante.


Rodada con pocos medios, pero muy bien aprovechados, la película del hasta entonces neófito Vincenzo Natali (canadiense de obvio origen italiano) capta enseguida la atención del espectador, narrada con buen ritmo y con continuas sorpresas, a cual más ingeniosa, complicándose la trama y, a la vez, aclarándose, conforme los personajes van tomando posiciones sobre cómo salir del cubo y, sobre todo, cómo hacerlo con respecto a los demás.


Cine independiente del bueno, del barato y original, ha abierto insospechadas posibilidades al cine como un diabólico cubo de Rubik, un thriller en el que la geometría y las matemáticas no son un coñazo sino disciplinas de extraordinarias posibilidades para el misterio y el enigma.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

90'

Año de producción

Cube - by , May 19, 2016
4 / 5 stars
Diabólica geometría