Película: Daydreams

Esta película se pudo ver en la Sección Las Nuevas Olas del Sevilla Festival de Cine Europeo 2016 (SEFF’16).

Caroline Deruas es una actriz, guionista y desde hace poco directora francesa. En su carrera como realizadora sólo contaba hasta ahora con algunos cortos; con este Daydreams se produce su debut en el largometraje. Tiene Deruas ciertas tablas, obtenidas evidentemente en los rodajes de los cortos, y probablemente también con la escritura de guiones, hasta ahora su faceta más abundante en cine. Pero ciertamente no parece de Deruas tenga por ahora demasiado claro qué es lo que quiere contar.

La Villa Médici, en Roma, alberga la sede de la Academia Francesa en la capital italiana. Allí van todos los años, en calidad de becados, varios jóvenes valores en distintas disciplinas artísticas: literatura, pintura, fotografía, escultura… El acceso a esas becas es muy difícil, pudiendo acceder a ellas sólo los artistas más cualificados. Pero cuando una de las postulantes, tras haber sido rechazada por el comité de selección, se presenta ante el presidente de la entidad con una pistola en la sien, amenazando con volarse la cabeza si no se la acepta, quiere decir que ese curso no será como los demás…

Daydreams (cuyo título original en francés podría traducirse al español como La indómita, quizá más ajustado al sentido del filme) es una primera obra un tanto balbuceante: se centra en dos de las becarias, una escritora (pero que hace tres años que no escribe una línea) con marido también literato e hija pequeña, y una fotógrafa que retrata imágenes misteriosas e incluso fantasmagóricas. La primera, que en principio parece formar una pareja idílica con su esposo el escritor ya instalado, pronto se da cuenta de que miserias tales como los celos (profesionales y sexuales) empiezan a hacer mella en su supuestamente paradisíaca pareja. La segunda, con algún grave problema en su pasado que no llega a explicitarse, se deja llevar por la sensualidad con el donjuán de turno que va de flor en flor, a pesar de estar casado (y con la mujer y la hija en la propia Villa Médici, para más ínri).

Además tendremos a los fantasmas que pueblan la Academia, desde el cardenal Fernando I de Médici, papable que cinco siglos antes habitó la estancia, hasta Mesalina, la esposa del emperador Claudio, suicidada veinte siglos atrás en esas mismas habitaciones. Como son pocos temas (es una ironía, claro…), añadiremos al viejo “hombre-para-todo” de la institución y sus reivindicaciones entre laborales y sentimentales, además de los recortes en los tiempos de crisis que vivimos (con bodorrios a celebrar entre tan venerables muros) y otras lindezas.

Pero todo ello está mezclado sin mucho tino, con un guión (que supuestamente debería ser la baza fuerte de la directora) deslavazado y errático, que muda sin razón de tono y de temática, en una historia que no termina de interesar, faltando al famoso mandamiento hitchcockiano: el primero, no aburrir al público.

Con una interpretación muy estandarizada, incluida la de un peso pesado del cine europeo como Tchéky Karyo (es cierto que su papel es más un estereotipo que un personaje en sentido estricto), una fotografía plana y una planificación vulgar, Daydreams tiene cierto interés en la plasmación de una historia algo marciana en un lugar absolutamente extraordinario, pero no llega a convencer en ningún momento. Y es que si el escenario es más interesante que la propia película, aviados estamos...


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

98'

Año de producción

Daydreams - by , Nov 12, 2016
1 / 5 stars
La indómita