Película: De latir, mi corazón se ha parado Es verdad que a veces hay títulos que, de entrada, echan “p’atrás”, como decimos en mi tierra: De latir, mi corazón se ha parado es un título ciertamente cursilón, aunque se quiere poético. Menos mal que, también a veces, esos temores resultan ser infundados. Estamos ante la nueva película del guionista y director Jacques Audiard, hijo del célebre Michel Audiard, uno de los nombres incontestables del “polar” francés.

El nuevo filme del autor de la celebrada Un héroe muy discreto es un thriller entreverado de drama (o al revés, según se vea...), la historia de un joven de escasos escrúpulos, empresario inmobiliario en el atrabiliario París periférico, donde no duda en actuar como asustaviejas, junto a sus socios, para conseguir pingües beneficios en la especulación de inmuebles. Un encuentro casual con un antiguo prócer de su madre (virtuosa pianista ya muerta) hace que el pequeño canalla se replantee su vida, hasta el punto de vislumbrar la posibilidad de convertirse en un ser humano medianamente decente.

Película dura, que retrata un mundo oscuro de coacciones y chantajes, de palizas a los más desfavorecidos y de mafias del Este que no pestañean en tirar de gatillo, todo ello en el muy civilizado París del siglo XXI, es sin embargo y a la postre, una historia levemente esperanzada, la de una regeneración a través de la música, del arte. Contada con nervio por Audiard, que no permite tomar aliento al espectador, la trayectoria del asustaviejas hasta convertirse en parte del sereno mundo de la música es plausible, aunque seguramente, en la realidad, improbable. ¡Ay, el cine que imita a la vida, y a veces hasta la quiere educar, casi siempre sin éxito!

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

105'

Año de producción

De latir, mi corazón se ha parado - by , May 29, 2006
3 / 5 stars
De asustaviejas a pianista