Película: Dina

El danés Ole Bornedal se hizo un nombre hace unos años con su filme de terror El vigilante nocturno (1994), que tuvo tanto éxito que conoció incluso una secuela americana que él mismo se encargó de dirigir, La sombra de la noche(1997).


Aunque pueda parecer que esta Dina representa un sustancial cambio de género (teóricamente es un drama químicamente puro, incluso un folletín), lo cierto es que la atmósfera que la recorre no está demasiado lejana de la de aquellos antecedentes.


Aquí una niña causa, en la Noruega del siglo XIX, la muerte involuntaria de la madre, lo que provocará el odio del padre y su desequilibrio emocional. Ya mujer, mantendrá una relación especial con la muerte y con los fantasmas de su progenitora y su marido, convirtiéndose en la dueña de los destinos de su familia política y encontrando el amor en un anarquista ruso.


Es cierto que, por momentos, las muchas y trágicas trapisondas de esta mujer adelantada a su tiempo parecen emparentar el filme con un gélido culebrón, pero la extraña, espectral atmósfera que Bornedal le confiere consigue superar esa sensación, logrando con frecuencia secuencias que subyugan al espectador, en esta peculiar casa de los espíritus en la que la mujer que creía no ser nadie llegará a serlo todo, en un hosco paisaje tupido de blancos y negros, el blanco de la nieve y el negro de los puritanos ropajes de la época.


Bien la protagonista, la poco conocida por estos lares Maria Bonnevie, quedando por debajo de ella un Gérard Depardieu elefantiásico, como recién salido de rodar otra aventura de Obélix. En resumen, una película entre Bergman e Isabel Allende, con irisaciones de Guillermo Sautier Casaseca: puede parecer un cóctel explosivo, pero funciona...


 


Dina - by , May 07, 2016
3 / 5 stars
La casa de los espíritus