Película: Divorcio a la italiana Pietro Germi fue uno de los nombres fundamentales del Neorrealismo italiano, con películas como El ferroviario, un notable melodrama de su mejor época, probablemente su obra maestra, y Habitación para cuatro, que comenzó Germi pero tuvo que terminar Mario Monicelli, tras morir el cineasta genovés en pleno rodaje.

Un aristócrata venido a menos está casado con una fidelísima (y feísima) mujer, un verdadero “coco”. El noble está enamorado de su prima, un monumento de hembra, pero, como entonces no existía el divorcio en Italia, decide acabar traumáticamente con la santa pero fea para casar con la guapa y además pecadora. Germi utilizó en este caso el tono irónico y mordaz de algunas de las mejores comedias satíricas que el cine italiano dio durante la década de los cincuenta y los sesenta, en la mejor tradición del cine cómico de Totó y Peppino de Filippo, aunque sin llegar al esperpento de éstos. Consiguió así Pietro Germi una película sumamente divertida, con una serie de prototipos latinos muy adecuados: el varón (aquí también barón…) en permanente estado de calentura sensual, la esposa hacendosa, feísima tal que Picio, y la real hembra, de carnes prietas que llaman al pecado.

El resultado es simpático, a ratos costumbrista y siempre entretenido. Parte del mérito del filme lo tienen los protagonistas, en especial la pareja principal, los por entonces todavía no demasiado conocidos Marcello Mastroianni y Stefania Sandrelli, en sus roles de barón salido y prima crujiente y mollar, respectivamente.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

101'

Año de producción

Divorcio a la italiana - by , Jun 20, 2006
3 / 5 stars
Sátira sin esperpento