Película: El desconocido

Dani de la Torre es un cineasta gallego, todavía de corta experiencia, pero que ciertamente con esta El desconocido entrega una interesante tarjeta de presentación. A ver, no es que sea Martin Scorsese, pero lo cierto es que se trata de una película que logra perfectamente su objetivo, liberar poderosas dosis de adrenalina en el espectador y mantenerlo en tensión durante prácticamente todo el metraje. Por supuesto, la película no aspira a hacer pensar, aunque el nudo gordiano argumental, la coartada o excusa del villano (previamente víctima, como suele suceder en estas intrigas), verse sobre las preferentes y otras meigas (qué propio el dicho, dado que la acción se desarrolla en Galicia…).

Pero lo que pretende El desconocido es, por supuesto, acongojar al espectador con un thriller de inusitada tensión, a la manera de (no descubro América, lo sé) aquel viejo y buen filme de acción que fue Speed (1994). El director de una entidad bancaria parte por la  mañana en coche, con sus hijos en los asientos traseros, para llevarlos al colegio y seguir después hasta su trabajo. Por el camino un desconocido lo llama para decirle que bajo los asientos del vehículo hay una bomba que se detonará si los pasajeros del coche se levantan o avisan a la Policía. Para que no reviente el coche, y con él sus hijos, exige al ejecutivo que transfiera una importante cantidad de dinero a una cuenta en un paraíso fiscal.
 
El desconocido es, además de un producto de alta tensión, un ejercicio de estilo: la mayor parte de la película se desarrolla dentro del coche, en un tipo de cine que tiene en Locke (2013) quizá su máximo exponente, hora y media que transcurre prácticamente entre las cuatro (escuetas) paredes de un coche, por muy crossover de BMW que sea. En este caso la acción se airea más que en el mentado filme británico que protagonizaba, de forma casi exclusiva, el estupendo Tom Hardy, lo que conviene a la acción y también ayuda en los tiempos muertos que inevitablemente existen.

Alberto Marini es el autor del guión, un hombre cuyo mayor logro en ese área se puede estar de acuerdo en que es Mientras duermes (2011), un diabólico cubo de Rubik donde todas las piezas encajaban perversamente. En este caso el libreto no es tan afortunado: se aprecian las costuras y las inverosimilitudes, como seguramente no podía ser de otra forma en una historia que, como ésta, se basa en provocar tensión a toda costa, incluso a veces en perjuicio de la credibilidad del filme.

Dani de la Torre demuestra una más que apreciable capacidad narrativa, cualidad que, ciertamente, en cine es determinante. Dado su aún escaso bagaje como director, habrá que conceder que lo suyo es genuino talento para contar historias, no oficio, del que todavía carece stricto sensu. Es cierto que tiene una evidente tendencia a la aparatosidad (esos helicópteros que aparecen en pantalla aterrizando en medio de una plaza de la ciudad sin más motivo que alardear de medios). Aún así, estamos sin duda ante una de las más firmes promesas del cine español.

Entre los actores nos quedamos, lógicamente, con Luis Tosar, que vuelve a confirmar que, con independencia de que su aspecto físico parece encasillarle en un determinado tipo de papel, es capaz de componer muy diversos tipos; aquí resulta creíble (a veces un poco sobreactuado, pero el rol y la tensión argumental quizá lo requería), un director de sucursal bancaria al que los acontecimientos le sobrepasan y tendrá que enfrentarse a todos y a todo (incluido él mismo) para salvar la vida de los suyos, la suya propia y (lo que quizá resulte más difícil) la autoestima. Entre los secundarios me quedo con Elvira Mínguez, esa actriz que lo hace todo bien, y al que Dani de la Torre empodera en su papel (jefa de los Tedax, la unidad de desactivación de explosivos de la Policía Española) en su primera aparición, un largo travelín (bueno, filmado con steadycam, claro) por las calles coruñesas, un larguísimo plano de nuca a cuyo final contemplaremos su severo pero humano rostro, el de una profesional acostumbrada a lidiar, cotidianamente, con la muerte.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

102'

Año de producción

Trailer

El desconocido - by , Oct 01, 2015
2 / 5 stars
Liberar adrenalina