Película: El día de mañana

Tras el éxito de Independence Day, el fracaso de Godzilla y el mediopensionista resultado de El patriota, Roland Emmerich afronta este apocalipsis ecológico que es, a fin de cuentas, El día de mañana, una puesta al día del género de catástrofes que hizo furor en los años setenta y que, intermitentemente (véanse Twister o Pánico nuclear), vuelve a la palestra.


Como suele ocurrir en estos productos, las historias humanas que se nos cuentan suelen ser cortitas con sifón, con personajes inanes en los que no se profundiza, cuyas superficiales vidas apenas si tendrían interés en otro contexto. El protagonista absoluto es el chico de los efectos especiales, que se pone las botas con este megalómano filme que destruye Los Ángeles con tornados y Nueva York con una ola gigantesca.


No sería desacertado hablar de masoquismo, tal vez como catarsis tras el 11-S, aunque no termino de entender que contemplar su ciudad destruida, ni siquiera de mentirijillas, procure placer alguno. Hay una intriga bien trenzada en el progresivo empeoramiento de la situación hasta niveles calamitosos en una nueva edad de hielo, grandes sacrificios y heroísmos, como es habitual en este cine. Apenas si hay malos, y los que hay, curiosamente, son políticos, aquí acusados de refilón de propiciar el final de los días.


Pero otra cosa es que esta película ponga en peligro la política USA sobre el protocolo de Kioto y otras cuestiones ecologistas. No nos engañemos: estamos ante un producto comercial que busca, en primerísimo lugar, pulverizar las taquillas. Todo lo demás son consideraciones añadidas, sin duda estimables, pero no fundamentales. Así que seguiremos calentando el planeta, hasta que reviente. Y reventemos...


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

125'

Año de producción

El día de mañana - by , Nov 28, 2016
2 / 5 stars
La edad de hielo