Película: El especialista

Ea, ya podemos estar contentos. Los hispanos han llegado a la cima del cine yanqui. Ya no se limitan a rodar películas con tema autóctono, como Luis Valdez en La Bamba o Luis Puenzo en Gringo viejo, sino que la industria del cine les encarga directamente la basura multimillonaria que hasta ahora sólo dejaban en manos de directores WASP, blancos, anglosajones, y protestantes.


Pues a lo mejor hay quien está contento, mayormente Luis Llosa, el primo de don Mario, que ha llegado a lo más alto del escalafón al dirigir nada menos que al hipertrofiado (en músculos se entiende, porque la cara la tiene como el cemento armado) Stallone y la lúbrica Stone, ambos recientemente escaldados de sus respectivas incursiones en la comedia (Oscar y Alto, o mi madre dispara) y el drama como casta esposa (Entre dos mujeres), respectivamente.


A alguien cuyo cerebro debe funcionarle como una calculadora de bolsillo se le ocurrió unirlos en este El especialista, pero se aliñó con lo habitual cuando el único objetivo es el resultado en taquilla, y no la realización de un trabajo medianamente decente; se prefabricó un guión que parece escrito por un niño de seis años con paperas, y ahí queda eso.


Hacía tiempo que no se veía un filme norteamericano tan malo como éste, un mero juego de fuegos artificiales (en el sentido más estricto del término: el protagonista es especialista, precisamente, en explosivos, y nos llevamos medio metraje entre petardazos de toda laya, a cual más escandaloso), tal vez para disfrazar que no hay otra cosa que dar que el simple vacío de una trama inane, con el tópico enfrentamiento entre el agente "bueno", como si hubiera bondad en hacer volar por los aires un coche con su ocupante, y el malo, el pobre James Woods (que ha tenido ocasión de demostrar en otros papeles que es bastante mejor actor de lo que parece aquí), con su historia de venganza alimentada desde la niñez, como en los infectos y olvidados spaghetti-westerns, y su correspondiente romance entre el bueno (Stallone) y la buenorra (Stone).


Llosa no alcanzará la fama de su primo. O sí, a lo mejor, pero desde luego no será con productos como éste, que hacen perder la confianza en el cine y casi en el género humano: una apoteosis de la vacuidad.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

105'

Año de producción

El especialista - by , Jan 05, 2015
0 / 5 stars
Apoteosis de la vacuidad