Película: El factor humano La última película que dirigió Otto Preminger fue una adaptación de la novela homónima de Graham Greene, seguramente el escritor británico más leído y apreciado del siglo XX, con la única competencia de Anthony Burgess. Preminger, autor de algunas obras maestras indiscutibles, como “Laura”, “Carmen Jones”, “Éxodo” o “Tempestad sobre Washington”, y realizador también de notables dramas como “Anatomía de un asesinato”, “Angel Face”, “El cardenal”, “El hombre del brazo de oro” y “Éxodo”, había bajado considerablemente en su creatividad en los años setenta, y este su último filme antes de morir confirmó que su talento se había agotado ya.
Sin embargo, “El factor humano”, sin tener la calidad de otras grandes obras del maestro, sí se mantiene como un filme de espionaje aceptable, bien contado, tal vez sin fuerza pero sí con cuidado en la puesta en escena. “El factor humano” es la historia de un “topo”, un doble agente introducido por la KGB en el mismísimo meollo del MI6, la Inteligencia militar británica. El espía, un inglés medio y tópicamente anodino, ha escogido este camino por un factor humano, que obviamente no destriparemos…
La película se beneficia de un excelente reparto, compuesto en su mayoría por notabilísimos actores ingleses, casi todos laureados con el título de sir, como el protagonista Nicol Williamson, popular más tarde por su Merlín de “Excalibur”; Richard Attenborough, actor y también director de prestigio, como demostró en “Gandhi”; John Gielgud (uno de los grandes de la escena británica, a la altura de Olivier y Guinness); Derek Jacobi, el inolvidable protagonista de “Yo, Claudio”; y Robert Morley, el extravagante y gordinflón actor de “La burla del diablo” y “La reina de África”.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

101'

Año de producción

El factor humano - by , Aug 30, 2006
2 / 5 stars
Agente doble