Película: El fin de Sheila Herbert Ross fue un competente profesional del cine norteamericano que hizo lo mejor de su filmografía dentro del género musical, del que procedía, habiendo ejercido como actor, bailarín y coreógrafo. Películas como “Fanny Lady”, “Adiós, Mr. Chips” o “Dinero caído del cielo” llevan su firma. También ha hecho incursiones en la comedia, como la notable “Sueños de seductor”, con Woody Allen, o en el drama, con “Paso decisivo”, con Shirley MacLaine y Anne Bancroft.
Pero el policíaco no es el género que mejor le va, como se demuestra en este “El fin de Sheila”, en el que una mujer muere bajo las ruedas de un coche, cuando huía de su marido, un famoso productor de cine. Este reúne, un año después, a los invitados de aquella fiesta, y les propone un peligroso juego. El guión es de Anthony Perkins, el actor consagrado en “Psicosis”, pero parece que ésta era una tarea para la que no estaba especialmente dotado. El filme se deja ver, sin más, y no aporta nada nuevo al género. Lo más estimulante es el reparto, en el que sobresale la sabiduría inmensa de James Mason, el espléndido cuerpo de una entonces aún bizcochable Raquel Welch, la dureza sin paliativos de James Coburn.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

El fin de Sheila - by , Jun 17, 2006
2 / 5 stars
Nada nuevo bajo el sol