Película: El frente infinito Pedro Lazaga fue una de las grandes esperanzas del cine español de la postguerra. Sus primeras películas tenían preocupaciones morales, ambicionando objetivos distintos a la pandereta al uso o a las burdas soflamas del Movimiento Nacional. Pero pronto dio en hacer un cine radicalmente distinto al que hasta entonces le interesaba, y se dedicó a la comedia española de baja estofa.
“El frente infinito” fue un inciso en esa carrera de comedietas, para hacer una película en la que se mezclaban religión y patria, en una mescolanza nada desagradable a los ojos del régimen franquista entonces imperante en España.
Un sacerdote recién ordenado es destinado al frente de la Guerra Civil, como capellán castrense. El contacto directo con la cruda realidad le hará pasar una crisis, en la que el miedo es el sentimiento más visible. Pedro Lazaga dirigió aquel panfleto con profesionalidad, y tal vez su mayor interés hogaño sea precisamente la correcta manufacturación del producto. Un joven Adolfo Marsillach de veintipocos años sostenía sobre sus espaldas todo el peso de la película, apoyado en el siempre interesante Gerard Tichy, una de las presencias imprescindibles del cine de la época.



Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

101'

Año de producción

El frente infinito - by , Apr 29, 2008
1 / 5 stars
Cura en guerra