Película: El gran rugido Una de aventuras familiares es lo que ofrece esta “Roar”, título original y muy onomatopéyico de “El gran rugido”, una película sencilla, rodada con poco dinero, bajo pabellón australiano, en la misma época en la que esta nacionalidad exportaba cineastas y actores de la categoría de Peter Weir, George Miller, Bruce Beresford, Mel Gibson, Rachel Ward, Nicole Kidman o Bryan Brown. Esta cinta, sin embargo, nada tiene que ver con las notables películas de los citados, sino que se inscribe más en una línea infantil y juvenil, como alegato a favor de la Naturaleza, de forma amable y nada reivindicativa.
Un zoólogo vive en África en plena selva, en un paisaje sugestivo, rodeado de animales propios del entorno, a los que estudia y, de alguna manera, ayuda a cuidar. Su vida, hasta entonces placentera, se torcerá cuando su familia, hasta entonces residente en Estados Unidos, decida irse a vivir con el “paterfamilias”. El director, guionista y actor Noel Marshall es el alma de la película, y aunque no parece que sus dotes como cineasta sean espléndidas, al menos sabe contar una historia con cierto interés.
El carácter plenamente familiar del filme se refuerza a la vista de los protagonistas. Por un lado, encabeza el reparto, como máxima estrella, Tippi Hedren, la rubia belleza plena de ambigüedad y encanto de “Los pájaros” y “Marnie, la ladrona”, ambas de Hitchcock. Junto a ella, su hija, Melanie Griffith, por aquel entonces todavía casi una desconocida, lejos aún sus papeles en “Doble cuerpo”, “Algo salvaje”, “Armas de mujer” y “Two much”. Los papeles masculinos están interpretados por el director, Noel Marshall, y sus parientes John y Jerry: todo queda en casa…

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

102'

Año de producción

El gran rugido - by , Sep 03, 2006
1 / 5 stars
Alegato amable