Película: El laberinto de Malcolm Australia, además de canguros y ornitorrincos, y algunos buenos directores como George Miller, Peter Weir y Bruce Beresford, parece también lugar propicio para los cómicos estrafalarios. De aquella lejana tierra nos han llegado gente de nombres imposibles como Yahoo Serious y su extravagante “El jovencito Einstein”, por no hablar del insufrible Paul Hogan de “Cocodrilo Dundee” y sus secuelas. Colin Friels fue uno de los primeros comicastros de nuestras antípodas que nos llegó, con este “El laberinto de Malcolm” que, increíblemente, ganó ocho premios en el más importante certamen de su tierra. Esta visto que el humos australiano es más que peculiar.
Como en tantas historias de similar corte humorístico, aquí también hay una pareja dispar, un genio de la mecánica un tanto chalado, y una mente preparada para el crimen. De su unión surgirá un inesperado plan. Película cuya mera intención es entretener, lo consigue si se contempla con alguna benevolencia. La dirección de Nadia Tass, de apellido y nombre tan soviéticos (¡ay, esa agencia TASS de la época de los bolcheviques puros, capaz de reescribir la Historia cuantas veces fuera necesaria!), aunque realmente sea de nacionalidad macedonia, es correcta, aunque no desarrolla con la imaginación esperable las ideas aportadas por el argumento original.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

90'

Año de producción

El laberinto de Malcolm - by , Sep 19, 2006
1 / 5 stars
El peculiar humor australiano