Película: El país del miedo

Francisco Espada es un guionista, productor y ahora director de cine, nacido en Extremadura, al calor de cuya región (pero también de Andalucía, que participa en la producción a través de Canal Sur Televisión) ha hecho este primer y esforzado largometraje de ficción. Sus antecedentes en la realización se limitan a un corto, Jackpot (2011).

El país del miedo parte de la novela homónima de Isaac Rosa, escritor sevillano afincado en Extremadura, obra ganadora del Premio Fundación José Manuel Lara en 2009. La adaptación al cine ha corrido de cuenta del propio director y de Juan Velarde, cuyo libreto más conocido es el de 3 días, el interesante thriller apocalíptico andaluz de F. Javier Gutiérrez.

Diremos pronto que El país del miedo, lamentablemente, no termina de funcionar. Su director ha pretendido hacer un thriller social, sobre la forma en la que afronta un hombre de clase media un suceso que convulsiona a su familia: su hijo preadolescente es extorsionado, agredido, también psicológicamente pulverizado por una chica de su edad, un mal bicho con acné, que pronto comienza también a hacerle la vida imposible a él. El hombre, incapaz de hacer frente con naturalidad a estos hechos, se verá inmerso en una espiral de mentiras, cada vez más grandes, y de intentos de acabar con aquella pesadilla.

Pero Espada no es precisamente un exquisito, y su relato peca de academicista, impersonal y chato, y sus valores hay que encontrarlos entonces en cierta creación de atmósfera, una atmósfera opresiva que hace temer constantemente al protagonista la aparición de la adolescente cabrona. El resto de la historia es la (alargada) narración de una degradación, hecho con una gradación (jo, me ha salido una anáfora) como para justificar la búsqueda a la desesperada de una solución que, como suele suceder en estos casos, termina siendo peor que el problema que resuelve.

Dice una frase hecha de la hermosa lengua española que el infierno está empedrado de buenas intenciones. Sobre esta historia que habla de bullying o acoso escolar, pero sobre todo de cómo afrontar (o mejor, cómo no afrontar) episodios de violencia que nos superan, se ha construido una historia tan bien intencionada como, evidentemente, insuficiente. Habrá que convenir, entonces, que el infierno cuenta ya con otra pieza más en su empedrado suelo… Véase qué diferente tratamiento, y cuán más valiosa es la forma en la que Susanne Bier habló de un tema parecido en su notable En un mundo mejor (2010).

Sobre el actor sevillano José Luis García-Pérez recae prácticamente todo el peso del filme, y él lo sobrelleva con su intuición y muchas tablas, si bien es cierto que le hemos visto interpretaciones mejores. Espada no parece buen director de actores (por más que en diversas entrevistas haya hablado del prolongado trabajo previo con ellos), y entonces es José Luis el que tiene que sacar las castañas del fuego a partir de su propia composición.

Estamos con el cine independiente español, pero nos tememos que no será con filmes como El país del miedo como este tipo de cine, tan necesario, tan imprescindible, conseguirá llegar al público.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

106'

Año de producción

Trailer

El país del miedo - by , Jun 07, 2016
1 / 5 stars
El infierno empedrado