Película: El principio de la incertidumbre

El tema de la casada para mejorar la situación ruinosa de la familia es viejo como el mundo; la literatura y el cine lo han explotado a conciencia. Sin embargo, es improbable que nadie lo haya hecho como en esta peculiar película del nonagenario Manoel de Oliveira, decano absoluto (y con más de una década de ventaja...) de los directores de cine mundial.


Este El principio de la incertidumbre, como casi todo su cine, resulta llamativo por su evidente intención de provocar al espectador, con largas parrafadas en densos (y con frecuencia abstrusos) diálogos entre los personajes, con dilatados y morosos planos fijos, como las constantes imágenes vistas a través de la ventanilla del tren, con los sentimientos latentes en los protagonistas que, sin embargo, dicen sus textos casi como esfinges, premeditadamente hieráticos.


Como siempre con "ex cursos" cultistas (aquí de Tomás Moro a Juana de Arco), el filme del viejo cineasta portugués no es una de sus obras mayores (sigo prefiriendo La carta): su habitual acartonamiento teatral chirría más de la cuenta, y termina perdiendo el fascinante carácter hipnótico de otras veces para terminar resultando cuasi surrealista a su pesar.


Película extraña, donde no pasa casi nada en un cine actual en el que tiene que pasar de todo y cada vez más rápido, no dejará a nadie indiferente. Se le podrá reprochar su tono petulantemente culterano y su falta de ritmo narrativo, pero seguro que al anciano realizador le trae al fresco; a él lo único que le interesa es mostrar este retrato de una mujer, ángel o mutante, según la polémica que se plantea en una de las tertulias del filme, capaz del sacrificio supremo por su familia, pero a la vez amarga ponzoña para los que sólo pretenden amarla.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

132'

Año de producción

El principio de la incertidumbre - by , Jan 05, 2015
3 / 5 stars
Angel o mutante