Película: El sacerdote Esta peculiar (por decir algo) película fue realizada en plena vorágine del llamado “destape” en el cine español de la Transición. Recién inaugurada la modalidad de películas “S”, que supuestamente podían herir la sensibilidad del espectador, este filme se inscribió claramente en esa calificación, con escenas bastantes osadas para la época, algo por lo que su director, Eloy de la Iglesia, que era un provocador nato, siempre había suspirado.
España, 1966: un cura joven, aunque paradójicamente de ideas preconciliares, comienza a sentir irrefrenables impulsos sexuales que chocan con su voto de castidad. Inmerso en una crisis irreversible, el sacerdote intentará luchar, en vano, contra la llamada de la carne, hasta que termina de una forma atrozmente trágica con sus torpes (¡ay!, los adjetivos, que los carga el diablo…) deseos. Película que busca fundamentalmente escandalizar, está claro que en pleno siglo XXI ya no lo conseguirá. Véase, pues, como lo que es, un entretenimiento y un muy particular testimonio de su época.
Al frente del reparto aparece uno de los actores preferidos de Eloy de la Iglesia, Simón Andréu, para quien trabajó ya en “Los placeres ocultos” y “La mujer del ministro”. Sobresale a su lado la siempre excelente Esperanza Roy, en un producto muy inferior a sus posibilidades artísticas; también aparece Emilio Gutiérrez Caba, un incombustible del cine y el teatro españoles. La música es de Carmelo Bernaola, uno de los mejores compositores españoles para pantalla grande.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

91'

Año de producción

El sacerdote - by , Mar 26, 2007
1 / 5 stars
Buscar la provocación