Película: El temible burlón No deja de ser curioso que esta aventura en estado químicamente puro, una historia de piratas vista con la pujante “joie de vivre” del comienzo de una década, la de los cincuenta, que se reputaba infinitamente mejor que la anterior (asolada por la ominosa Segunda Guerra Mundial), fuera encargada a un cineasta como el alemán, emigrado a Estados Unidos en los años treinta, Robert Siodmak, quien se había especializado en notables filmes de intriga, generalmente inscribibles dentro del marco del cine negro a la americana, con títulos tan apreciados como El abrazo de la muerte, A través del espejo o Forajidos.

Pero Siodmak demostró que también estaba perfectamente capacitado para este filme alegre y jovial, una aventura de piratas que colinda con frecuencia con la comedia, y que, con la perspectiva que da el tiempo, podría ser un precursor “avant la lettre” de la saga de Piratas del Caribe, y su protagonista, el capitán Vallo (un radiante Burt Lancaster, en su mejor momento físico), podría ser el bisabuelo putativo del capitán Jack Sparrow (un Johnny Depp que, como es evidente, se pasa varios pueblos en su amaneramiento corsario). En efecto, el ánimo juguetón y fresco del filme de Siodmak recorre también la saga iniciada por Gore Verbinski: se trata de entretener desde la inteligencia, de dar espectáculo desde coreografías de luchas imposibles, por supuesto blancas, sin sombra de sangre.

Divertida sin caer en la gazmoñería ni en el nonsense, tan caro al cine yanqui (Bob Hope, cuantos disparates has propiciado…), El temible burlón se configura enseguida como una película dotada del dinamismo típico del cine aventurero yanqui de la época, tan lejano al embarullamiento que ahora, medio siglo después, se estila: es la diferencia entre tener las ideas claras o, directamente, no tener ideas, o bien las que se tienen son manifiestamente misérrimas.

Muy bien Lancaster, en un papel de filibustero bueno, en la línea de un Robin Hood acuático, y curiosamente con un punto filogay (esos imposibles pantalones a rayas rojas, que parecen diseñados por un Jean-Paul Gaultier que en aquella época estaba, literalmente, en pañales), que su mentado y falaz bisnieto Johnny Depp, en Piratas del Caribe, llevaría hasta el paroxismo.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

105'

Año de producción

El temible burlón - by , Jul 29, 2012
3 / 5 stars
El bisabuelo de Jack Sparrow