Seguir a criticalia en Twitter

Busqueda de Peliculas: Avanzada


El topo

(Tinker, tailor, soldier, spy)

Calderero, sastre, soldado, espía Calificacion: Buena    

Enrique Colmena

Con el título original de la novela de John le Carré, Calderero, sastre, soldado, espía (aunque en España la edición literaria se publicó con el más prosaico título de El topo), la británica BBC hizo una versión, en formato de miniserie de televisión, a finales de los años setenta, con Alec Guinness como George Smiley, el más característico arquetipo de agente secreto creado por el novelista.

Hacer ahora una adaptación al cine sobre ese mismo material se antojaba como un cierto sacrilegio, teniendo en cuenta que Guinness se convirtió, tanto en esta miniserie como en la que interpretaría tres años más tarde, Los hombres de Smiley, en el rostro indiscutible del protagonista lecarriano. Sin embargo, el actor escogido para tan complicada tarea, Gary Oldman, ha resuelto con pericia este regalo envenenado, llevándolo a su terreno, ése en el que Oldman se mueve como pez en el agua, el de la ambigüedad calculada, en el que el personaje puede tener perfiles positivos y negativos, benévolos y siniestros al mismo tiempo.

La elección del escandinavo Tomas Alfredson como director de este nuevo empeño lecarriano se ha revelado como un (relativo) acierto. Alfredson tiene entre sus créditos la primera y mejor versión de Déjame entrar, el espléndido thriller de terror pre-púber que tuvo una segunda (y peor) versión norteamericana. El cineasta escandinavo brilló a gran altura en aquel magnífico filme, donde expuso demoledoramente sus atributos: notable capacidad narrativa, utilización de recursos puramente cinematográficos, habilidad sobrecogedora para la elipsis y la acción fuera de cámara… Seguramente esas facultades le han ayudado para pilotar esta trama, si bien es cierto que, de tan sugerente, a veces resulta difícil de seguir.

Todo filme de espías es, per se, complicado, y con cierta frecuencia indescifrable. Si a ello le añadimos un cineasta perito en sutilezas, como es el caso de Alfredson, el resultado es ciertamente impactante pero también a ratos desconcertante. Se puede decir sin rubor que El topo es una película con frecuencia incomprensible, pero también que la atmósfera creada, viciada y de rara fisicidad que consigue el cineasta sueco tiene valor por sí misma, haciendo de la visión de este filme uno de esos momentos de extraña relación con el cine, cuando no entiendes algo pero no deja de fascinarte un solo momento.

Cine de espías fuera de su contexto histórico (la Guerra Fría no es más que un mal sueño en el recuerdo, aunque otras pesadillas han venido a ocupar, con exceso, su hueco), El topo es un filme apreciable, que combina con acierto la intriga con el desentrañamiento (a medias…) de tramas de una complejidad que ríase usted de la física cuántica. Pero el resultado es interesante, con independencia de que algunos espectadores tengan que, al final de la película, recurrir al libro para enterarse de quién era el traidor...

Para poder utilizar estas funciones ha de estar registrado.

Enviar a un amigo la critica: El topoArchivo PDF de la critica: El topoImprimir la critica: El topo


Trailer de la película


El topo-Tinker, tailor, soldier, spy

Dirigida

Protagonizada

Genero

Nacionalidad

Duración

Año de Producción

Ultimas Criticas

Ultimos Articulos



RSS Feed | Home | Archivo | Autores | Articulos | Contacto | Libro de visitas | Newsletter | Login | PrivacidadAñade Criticalia a tu iGoogle

© Copyright 2014 Criticalia - Desarrollo: Webbin' Design'