Película: El verdugo La mejor etapa de la filmografía del realizador valenciano Luis García Berlanga fue los años sesenta, década en la que consiguió las mayores cimas de su cine con películas como ésta, además de otras excelentes como Plácido y Vivan los novios. El verdugo cuenta la historia de un pobre infeliz, empleado de una funeraria, que entra en relaciones con una joven, hija a su vez del verdugo, ya en vísperas de su jubilación. Un patronato de viviendas ofrece al nuevo matrimonio un piso, pero para ello el yerno habrá de tomar el puesto de su suegro.

Hay en El verdugo una ternura infinita hacia ese hombre, un pobre infeliz, un españolito de a pie, desafortunado y sin blanca, empujado por una fatalidad no escrita a desarrollar un oficio repugnante. Pero hay también una durísima crítica sobre la pena de muerte, soterrada en esta comedia de humor negrísimo, este esperpento nacional. 1963, año de realización de ésta película, fue también el de la ejecución de Julián Grimau, una de las muertes más evitables de la historia moderna de España. No fue, entonces, una casualidad la aparición de esta cinta.

Berlanga consigue una de sus cimas, una obra maestra de rara perfección en su historia, plena de hallazgos, y en su realización, espléndida. A tan magnífico resultado no fue ajena gente como el italiano Tonino delli Colli, el habitual director de fotografía de las películas de Pasolini; los guionistas, con Berlanga a la cabeza, pero también con Rafael Azcona y Ennio Flaiano, un trío que se entendió siempre muy bien; los intérpretes, con el siempre magnifico Nino Manfredi más el berlanguiano José Isbert, y una actriz desaprovechada por el cine español, Emma Penella; además aparece José Luis López Vázquez, un habitual del cine de Berlanga.

El verdugo - by , Sep 01, 2007
5 / 5 stars
Un pobre infeliz