Película: Ese oscuro objeto del deseo La última película dirigida por Luis Buñuel fue un estudio sobre el deseo y sobre la no consumación de la carnalidad, obra crepuscular de un casi octogenario que no llegó a la altura de sus magistrales Viridiana, Nazarín o El perro andaluz, pero que mostró una envidiable salud mental, con una notable versión del clásico literario La mujer y el pelele, anteriormente llevada al cine en tres ocasiones, entre ellas la de excelente de Josef Von Sternberg, con la divina Marlene Dietrich al frente del reparto.

Ese oscuro objeto del deseo plantea la relación no consumada entre un caballero español de rancio abolengo y una jovencita andaluza. Realizada en clave surrealista, como las mejores y más innovadoras películas de Buñuel, su último filme trataba de la imposibilidad casi metafísica de llegar al final del amor por culpa de los prejuicios y de las propias convenciones humanas. La película está llena de símbolos, de dobles y triples lecturas, en un juego sedoso de entregas amagadas y de coitos nonatos. El maestro de Calanda dirige con fuerza, desde los setenta y siete años que contaba en la fecha del rodaje, apoyado en un estimable guión propio y de su habitual colaborador Jean Claude Carriere. Buñuel ideó una curiosa estratagema para demostrar la naturaleza cambiante del personaje de Conchita, el oscuro objeto del título: hizo que fuera interpretada por dos actrices, Ángela Molina, que es la raza, la pasión reprimida, y Carole Bouquet, que es el cerebro, la frialdad, la razón. Fernando Rey les da cumplida réplica. El final preanuncia el tema de la que podría haber sido su última película, Haz la guerra y no el amor, que Buñuel no llegó a rodar. La muerte llegó antes, y el terrorismo, tema de esa nunca realizada cinta, se planteaba ya como uno de los problemas candentes de la sociedad moderna.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

96'

Año de producción

Ese oscuro objeto del deseo - by , Aug 23, 2006
3 / 5 stars
La pasión y la razón