Película: Fatima

Philippe Faucon es un director, guionista y productor nacido en Argelia, aunque accidentalmente, al estar destinado allí su padre como militar. Su infancia coincidió con la guerra de liberación argelina, así que pronto volvió a Francia, su país, pero su filmografía está llena de títulos y referencias a su infancia magrebí. Así, Samia (2000), Dans la vie (2003) y La désintégration (2011), sus principales largometrajes, tienen una íntima relación con los franceses de origen africano, generalmente de etnia arábiga y religión islámica.

Fatima no se aparta de esa línea. Se basa libremente en dos libros publicados en árabe por Fatima Elayoubi, de corte autobiográfico. La protagonista es una mujer marroquí que ha emigrado a Francia a los veinte y pocos años con su marido. Ya en Europa, se divorcia y a partir de entonces se encargará de la educación y cuidado de las dos hijas habidas en el matrimonio. Mientras la mayor, ya en edad de ir a la universidad, es una joven con la cabeza bien amueblada y que entiende que la formación es fundamental para su vida futura, la segunda, adolescente quinceañera, tiene muchos castillos en el aire, desprecia a su madre por no hablar bien el francés y por su trabajo de fregona y, como se dice en español, no da un palo al agua: carece de la necesaria madurez para saber que ése es un camino a ninguna parte. O quizá, quien sabe, desde un punto de vista nihilista, tiene la suficiente lucidez para entender que nada se le ha perdido en esta vida, y busca un atajo para dejarla.


La protagonista, con la habitual abnegación materna, se romperá (casi literalmente) el espinazo trabajando como limpiadora para dar un futuro a las hijas, pero también, en cierto momento, se da cuenta de que es capaz de poner por escrito en su lengua materna sus hermosos pensamientos, plenos de nostalgia y preñados de una filosofía primigenia, sin tecnicismos, pura y teñida de una melancólica poesía ayuna de retórica. En uno de esos textos escritos desde lo más profundo de la amargura nos hablará de que está “sola/ con las almas a las que di luz”, bellísima síntesis conceptista de su vida, de su obra.

Fatima es un filme necesario: habla de esas mujeres en las que nadie se fija; limpian nuestras oficinas, o nuestras casas, son o parecen analfabetas, carecen de recursos intelectuales, pero son, también, a su manera, imprescindibles: en su trabajo, en sus casas, en su familia, sobre todo en el corazón de los que quieren y la quieren.

Con una línea secundaria que presenta la seguramente inevitable confrontación entre culturas (hiyab contra tirantas, para entendernos), el filme de Faucon es una bocanada de aire limpio, sencillo, sin alharacas, una película pequeña decididamente adorable, no tanto porque sea exquisita (que no lo es), como por el mensaje, esclarecedoramente emotivo, que es capaz de hacernos llegar.

Soria Zeroual, actriz no profesional, hace toda una creación del personaje central. Muy bien las actrices que interpretan a las hijas, en especial la que hace de empollona, Zita Hanrot. La película ha obtenido, tan merecidamente, varios premios de primera línea, desde el prestigioso Louis Delluc hasta tres César (los Goya franceses).



Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

78'

Año de producción

Trailer

Fatima - by , Jun 14, 2016
3 / 5 stars
Sola/ con las almas a las que di luz