Película: Fish Tank Como un cruce entre el cine de Ken Loach y el de los hermanos Dardenne, este “Fish Tank” resulta ser una nueva vuelta de tuerca sobre el cine de corte social tan típico de cierto cine europeo, que busca respuestas al plantear en imágenes las preguntas de rigor: por qué hay marginación, por qué existe la infelicidad, hacia dónde vamos con nuestra supuestamente opulenta sociedad. Porque la película de la directora Andrea Arnold (de la que recordamos con agrado su notable “Red Road”) nos presenta un paisaje no precisamente nuevo: familia desestructurada, con madre cuarentona, hija adolescente, rebelde donde las haya, que reniega del colegio y de cualquier tipo de disciplina o norma, y una hija más pequeña, testigo mudo del infierno doméstico: no hay orden ni concierto en esa casa. La llegada de un nuevo novio de la madre, a la manera del ángel de “Teorema” (bien es cierto que muy “aggiornado”), cambiará los esquemas de la casa, y quizá no precisamente para mejor. Este personaje contradictorio que parece que va a cambiar la vida de los componentes de la familia, sin embargo, terminará por darle la puntilla, con sus dobleces y mentiras.
Estamos entonces ante un filme en el que importa más el fondo que la forma. De hecho, es una obra más bien reiterativa y alargada, a la que le sobran no menos de veinte minutos. Pero, con todo, lo que se busca no es la excelencia caligráfica (entonces no alcanzaría ni siquiera el aprobado), sino el golpe seco en pleno plexo solar del espectador, ponernos a la vista una realidad que el espectador tal vez no conozca. No es “Fish Tank” la gran película que algunos han querido ver, pero es cierto que tiene un calado interesante, que habla de pulsiones primarias: sexo, diversión, venganza, pero también de la necesidad de escapar de una espiral sin horizonte.
Notable la composición de la protagonista, la adolescente Katie Jarvis, una Lolita rebelde y sociópata, una actriz no profesional tan creíble en su papel que se constata que, de alguna forma, se está interpretando a sí misma. Obra madura aunque irregular, aporta una nueva y estimulante perspectiva sobre el fenómeno de los adolescentes asociales, pero también una visión desesperada sobre su futuro.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

124'

Año de producción

Fish Tank - by , May 01, 2010
3 / 5 stars
Lolita, sociópata