Película: Gebo et l'ombre Esta película pudo verse en la Sección Oficial del Sevilla Festival de Cine Europeo 2012 (SEFF’12).

Se dice que la obra teatral Gebo e a Sombra, de Raul Brandâo, inspiró a Samuel Beckett para su celebérrima Esperando a Godot. Nos da igual: en manos de Manoel de Oliveira resulta ser otra cosa: una película de Oliveira. Me alegro de reencontrarme con el maestro portugués, cuyas últimas obras no me convencieron. Pero aquí tenemos al más viejo de los cineastas en activo (próximo a cumplir los 104 años cuando se escriben estas líneas), en plena forma, con una historia que él hace suya y que resulta un De Oliveira quintaesenciado, como si hubiera decantado todo su cine en una sola, única película. Aquí están todas sus ocupaciones y preocupaciones: el gusto por la palabra, el sentido del deber (o su ausencia), la atracción del abismo, la angustia de vivir, el dolor por el amado… y así ad infinitum.

Un anciano vuelve a casa. Es el modesto contable de una empresa y en su casa le esperan su mujer y su nuera; el hijo desapareció años atrás, y la madre pena día y noche por él. Cuando el hijo vuelve, todo será distinto, pero no precisamente como imaginaba la familia el reencuentro.

Estamos entonces ante un conflicto generacional, pero también de pensamiento, de filosofía: los personajes desgranan sus (bellísimos, sí) diálogos, entre la conformidad del viejo protagonista, la amargura de su esposa, la triste resignación de la nuera, la tentación del crimen del hijo. En ese contexto se habrá de dilucidar el dilema entre deber y justicia, entre amor y vida.

Algunos argumentarán que Gebo et l’ombre es teatro filmado, como si a estas alturas no supiéramos que no hay nada más revolucionario que cambiar las reglas establecidas, pero aportando algo nuevo y valioso. El cine de Manoel de Oliveira es, por supuesto, discursivo, pero no por ello menos cinematográfico; se apoya en la escenografía, en los tiros de cámara, en los tempos fílmicos que no tienen nada de teatrales. Y se apoya, por supuesto, en los actores. Antes decíamos que éste es un filme al ciento por ciento oliveiriano: la presencia de sus actores-fetiche lo corrobora, desde los ya no tan jóvenes Leonor Silveira y Ricardo Trêpa hasta el cuasi anciano Luís Miguel Cintra; todos ellos han interpretado la mayor parte del cine de Manoel de Oliveira de los últimos veinte años, y no podían faltar, con su talento y sus tablas, en el filme que es un compendio, un extracto químicamente puro del mejor cine del cineasta de Oporto. Echamos en falta nada más que a Diogo Dória, otro de sus incondicionales, pero es que no había más papeles…

Por supuesto, también están las estrellas, pero incluso éstas encajan perfectamente en el tono del filme: Michael Lonsdale, de larguísima trayectoria allende y aquende el Atlántico; Claudia Cardinale, un mito del cine italiano y europeo; y Jeanne Moreau…

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

91'

Año de producción

Trailer

Gebo et l'ombre - by , Nov 06, 2012
4 / 5 stars
Esperando a Joâo