Película: Hasta que el matrimonio nos separe En los años setenta surgió la llamada “Tercera Vía” del cine español, una idea del astuto José Luis Dibildo, productor y guionista, que intentaba un camino intermedio entre la cutre comedia española de la época (el landismo y sus fenómenos coetáneos) y el cine críptico de Saura y otros adláteres. En esa misma línea estaban filmes como “Mi mujer es muy decente dentro de lo que cabe”, “Tocata y fuga de Lolita”, “Vida conyugal sana” y la que probablemente fuera el estandarte de este cine, “Los nuevos españoles”. Hay que reconocer, sin que se caigan los anillos, que este tipo de cine cumplió su función, hacer películas comerciales sin por ello rebajarse a los extremos de inanidad (iba a escribir indignidad, pero la munición gruesa hay que reservarla para otras piezas) a los que llegaba entonces (y ahora, me temo…) la astracanada, la comedia de sal gorda.
“Hasta que el matrimonio nos separe” pertenece ya a la última etapa de esa Tercera Vía, ya en plena decadencia, cuando los aires de libertad de la transición democrática exigían nuevos postulados. Con argumento del propio Dibildos y del gran Antonio Mingote, cuenta la historia de un joven de estricta educación conservadora que tiene relaciones con una liberal chica norteamericana. En el reparto, los inevitables José Sacristán y María Luisa San José, pareja tópica de la tercera vía, además de otras presencias más estimulantes, como Silvia Tortosa o la americana Roxanne Bach.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

Hasta que el matrimonio nos separe - by , Oct 11, 2006
1 / 5 stars
La decadencia de la Tercera Vía