Película: Immortals Tras el éxito de 300 estaba cantado que los mismos productores, u otros, iban a seguir por esa misma senda, la de poner en imágenes recreaciones libérrimas de aventuras ocurridas (supuesta o realmente) en la Antigua Grecia. Claro que el problema viene cuando se intenta copiar lo obvio pero no se mantiene el tipo en lo que propiamente es hacer buen cine, como sí ocurría en el filme de Zack Snyder. Así las cosas, lo que se nos cuenta aquí es la historia, convenientemente fantaseada, de Teseo, el que en la mitología griega fuera hijo de Egeo y salvara a su pueblo matando al Minotauro en el laberinto de Creta, pero al que aquí obvian toda esa historia para dejarlo simplemente en hijo bastardo (lo que sí era el hijo de Egeo) y plantearlo como antagonista del rey Hiperión, otro que también está adecuadamente desnaturalizado, y de titán (para entendernos, dioses venidos a menos en la mitología griega) pasa aquí a humano con más mala leche que la madrastra de Cenicienta y con la fea cara de Mickey Rourke, él mismo ya una caricatura del apolíneo actor de Nueve semanas y media.

El problema no es tanto que se destroce la mitología griega (al fin y al cabo, el cine, como arte total, puede hacer de su capa un sayo), sino que el resultado es manifiestamente mejorable. El guión hace aguas por todas partes, la historia es escasamente verosímil y la puesta en escena del hindú Tarsem Singh es más efectista que otra cosa, con continuos ralentíes en las secuencias de acción, recurso fílmico que puede tener su justificación en un momento dado, pero que usado tan a menudo resulta irritante. Como era de esperar, se utiliza “ad nauseam” el “look” de 300, con unos personajes que no pueden tener más abdominales en esos vientres planos como refregadores, esas tabletas de chocolate sacadas directamente del gimnasio o, más probablemente, del disco duro del ordenador…

Henry Cavill compone un Teseo con una tendencia al masoquismo más que llamativa: la de golpes que se lleva este hombre… Sin embargo, nos gustó en su aproximación histórica a la Inglaterra isabelina en la serie televisiva Los Tudor, así que será curioso verlo con capa y leotardos en la nueva versión de Supermán que se prepara. John Hurt es un Zeus (versión Imserso) muy apropiada, si bien su cara juvenil, el cuasi imberbe Luke Evans, parece que va a ponerse a jugar a la play de un momento a otro…

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Trailer

Immortals - by , Jan 02, 2012
1 / 5 stars
Apoteosis de abdominales