Película: Insidious Los yanquis nos la siguen metiendo doblada, y perdón por la expresión, quizá algo grosera. Lo digo en general en cuanto a cine, lógicamente, pero en especial por lo que se refiere al cine de terror, donde de vez en cuando embaucan a medio mundo con un supuesto filme de miedo absoluto. Lo han hecho tantas veces que ya cansa; ocurrió con El proyecto de la bruja de Blair y con Paranormal activity, entre otras muchas, y ahora parece que quieren reeditar (y lo que es peor, lo han conseguido) ese éxito con esta endeble Insidious, que no es sino la enésima revisitación del cine de terror con casa encantada, con la peculiaridad de que aquí se hace una cierta variación para que, en lugar de la casa, lo encantado (y no precisamente de conocerse) sea un cuerpo humano.

Pero a la larga todo se resuelve de igual manera, con el correspondiente exorcismo (aquí manifiestamente laico: este Wan de apellido y rostro chinescos se ve que no es muy bibliófilo –en este caso en su acepción no precisamente libresca…--).

Insidious ha costado la bagatela de 1,5 millones de dólares, y cuando se escriben estas líneas ha recaudado en el mercado USA-Canadá la bonita cifra de 52 millones de dólares, así que el negocio ha sido redondo. Pero, si se hila más fino, lo cierto es que no pasará a ninguna Historia del Cine; los sustos son previsibles, a pesar de la supuesta publicidad de feedback (seguramente más falsa que Judas) que se ha usado e incluso se ha abusado. El argumento es endeble, y los giros del guión tampoco son un prodigio de originalidad.

Queda entonces una cierta atmósfera desasosegante en las escenas finales, cuando se consigue reproducir con verosimilitud un clímax como de pesadilla que, reconozcámoslo, sobrecoge el ánimo. Pero lo cierto es que poco más hay en esta historia olvidable (salvo para los productores, claro, a los que les ha tocado la lotería…).

James Wan fue el creador de Saw, lo que probablemente no es una medalla de la que enorgullecerse. Pero al menos en aquella primigenia historia, que daría lugar a una larga serie, había una originalidad en el planteamiento y en la resolución muy estimables, todo lo cual brilla aquí por su ausencia (y no precisamente porque casi todas las escenas sean oscuras como ala de cuervo…).

Entre los intérpretes nos quedamos con la (ya) vieja y sabia Barbara Hershey, musa del cine del primer Scorsese, aquí ya en papel de abuela: cielos, cómo nos hacemos viejos…

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

103'

Año de producción

Trailer

Insidious - by , Jun 20, 2011
1 / 5 stars
¡Ay, qué susto!