Película: Intacto

Juan Carlos Fresnadillo saltó a la fama hace algunos años cuando su corto Esposados alcanzó la fama al ser candidato al Oscar. El cineasta canario se quedó con la miel en los labios, pero aquella tarjeta de presentación le permitió su entrada en el largometraje con todos los honores. De hecho, durante algún tiempo estuvo negociando un contrato con una de las "majors" medianas, Miramax. Aunque aquello, finalmente, parece que quedó en nada, Fresnadillo sí consiguió filmar su primer largo, este Intacto, extraño producto sobre una escasísima minoría de seres humanos que tienen de su lado la suerte y, por ende, son capaces de robar la de los demás.


Partiendo de un esquema clásico de ángel caído que se rebela contra Dios, o del hijo que se vuelve contra su padre, el guión toma como eje al nuevo serafín que deberá tomar venganza del Júpiter tonante de turno, muy apropiadamente interpretado por un mayestático Max von Sydow, todo un lujo para la película.


Con ambientes sombríos y permanentes penumbras, con un cuidadísimo diseño de producción que privilegia los blancos y negros, acentuando el tono oscuro de esta historia atípica, Intacto es una obra extraña, sobre unos afortunados a los que, sin embargo, siempre alcanza, de una forma u otra, la mala suerte.


Rara película que se aparta no sólo de las temáticas habituales del cine hispano, sino incluso del más amplio espectro que suele utilizar el cinema norteamericano de género fantástico (en el que, muy ampliamente, se puede inscribir), la cinta de Fresnadillo es un producto válido en su atipicidad, en su excelente factura, en su notable capacidad de transmitir sensaciones mediante imágenes, en su hechizadora belleza visual.


Irregular a veces, el conjunto, sin embargo, es claramente positivo y estimulante. Eusebio Poncela es un actor ideal para este Luzbel ahíto de venganza de su dios, y Leonardo Sbaraglia, con el acento porteño adecuadamente limado, resulta acertado en su papel de brazo armado ejecutor de esa revancha. Mónica López es un descubrimiento, una actriz dúctil, dura en apariencia, sensible en el fondo. El andaluz Antonio Dechent, por fin, confirma que la calidad evidenciada en Solas no era, ni mucho menos, el sonido de la flauta del burro.


 


Intacto - by , Jun 16, 2016
3 / 5 stars
Afortunados