Película: Iron Man La senda descendente de los superhéroes norteamericanos en cine alcanza ahora a uno de los personajes más peculiares: ahí es nada, creado en plena década de los sesenta, la de los Beatles, el movimiento “hippie”, el Mayo Francés y la contestación a la guerra del Vietnam, con la intención expresa de hacer que el público yanqui admirara a un traficante de armas; y lo más gracioso es que lo consiguieron.
Pues este Hombre de Hierro que anteriormente era un más bien tirando a repugnante magnate constructor de armas perversamente letales deviene, por un quítame allá esas pajas de una buena ración de metralla que lo mantiene atado a una pila (por decir algo: a su lado, el conejito de Duracell es un vago redomado), en un hombre de paz, un libertador del mundo oprimido y un convencido luchador contra el armamento de destrucción masiva (aquí es donde vienen las risas…).
Con tal premisa, lo raro sería que este “Iron Man” tuviera algún interés: pues no es raro, es perfectamente normal y, por tanto, es una bonita bosta de vaca de carácter aerodinámico. Tampoco la arbitraria y espesa dirección de Jon Favreau se puede decir que aporte mucho, y ver a un actor “outsider” como Robert Downey Jr., con cuya vida disipada se podría escribir un “best seller” de escándalo, haciendo de personaje recto y puro no hace sino mover a risa, por no decir a otra cosa…
El guión camina por do plugue a sus renqueantes libretistas, con el malo de opereta correspondiente que, como es lógico, es un millonetis todopoderoso que termina quitándose la corbata y enfrentándose él mismo a nuestro héroe a pilas, aunque eso sí, embutido en un monstruo de hojalata mucho más destartalado y sin el glamour de la armadura longilínea de nuestro protagonista, que para eso es el “muchacho” de la película (aunque resulte que éste sea ya un cuarentón largo, como es el caso de Downey Jr….); por aquello de que tiene que haber alguna chica, le dan a Gwyneth Paltrow el que probablemente sea el más penco papel de su carrera (y ya es decir…); por el contrario, el villano resulta lo mejor de la cinta, un Jeff Bridges rapado al cero y con barba de profesor Bacterio, que está sembrado haciendo putaditas al prota.
Lo peor del caso es que esta tontería ha tenido una formidable recaudación en su primer fin de semana en los USA, así que ya mismo estamos viendo la segunda parte: ¡ay, Marvel, cuantos crímenes se cometen en tu nombre…!

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

127'

Año de producción

Iron Man - by , May 08, 2008
1 / 5 stars
El héroe a pilas