Película: It (Eso) La novela It es probablemente una de las más completas de Stephen King, un compendio de todas sus obsesiones, desde la dura y a la vez emocionante edad infantil, casi la adolescencia, y su enfrentamiento con la otra cara de la moneda, los gamberros de edad algo superior, que los sojuzgan, hasta la lucha casi metafísica entre el Bien y el Mal. Es también una novela poliédrica, que habla sobre el miedo y cómo éste adopta siempre la forma de nuestros temores. Es una de sus obras mayores, de una complejidad extrema por sus muchos personajes y la forma de interrelacionarlos. También es una de las más audaces, incluso en el terreno sexual: los seis chicos, a la tierna edad de doce o trece años, hacen el amor, uno tras otro, con la única chica, como una forma de comunión previa a entrar a enfrentarse con el payaso; entre los gamberros también hay algunos momentos escabrosos. Estos episodios, como cabía esperar, no aparecen en la versión televisiva, dirigida a un público amplio y, sobre todo, familiar.

No es la miniserie televisiva It (Eso) una obra despreciable, aunque ciertamente podría haberse obtenido un producto mejor a poco que se hubiera contado con más medios y su director hubiera podido desarrollar mejor sus aptitudes, las que, como veremos, apuntan detalles interesantes. Así, la primera aparición y asesinato de Pennywise está dada con una notable capacidad visual: no vemos el asesinato, sino sólo la bicicletita de la niña cuyos pedales giran furiosamente, en una elipsis casi bressoniana que evidencia una imaginación visual poco frecuente. El descubrimiento del cuerpo muerto del adulto Stan Uris por su mujer también está ofrecido con buen pulso: con un montaje bien sincronizado, ella lo va descubriendo poco a poco: su marido en la bañera, la ropa de él pulcramente doblada sobre el water, la cuchilla de afeitar en la repisa del baño, las manos goteando sangre, se le cae la lata de refresco y el vaso que llevaba en la mano, en un “crescendo”, grita... Lástima que esta capacidad no sea lo habitual en la miniserie, sino más bien lo excepcional.

En general, el director Tommy Lee Wallace hace una adaptación muy pulcra y aseada del original kingiano, ciertamente difícil por el tamaño de la novela, más de 1200 páginas en su edición de bolsillo, una obra que habla sobre todo de los temores infantiles y cómo combatirlos; no es It (Eso) un producto lamentable, como ha ocurrido con otras versiones kingianas para la televisión, aunque podría habérsele pedido más. Y eso que, teniendo en cuenta los escasos presupuestos con los que siempre cuentan los telefilmes y series, en este caso se contó con un reparto bastante apañado, con rostros relativamente conocidos como Richard Thomas, David Ritter, Annette O'Toole, Dennis Christopher y, sobre todos ellos, Tim Curry, el inolvidable protagonista de The Rocky Horror Picture Show, aquí en una de sus impresionantes composiciones como villano (recuérdese, por ejemplo, el monstruo de Legend, de Ridley Scott), un payaso maléfico, pluriforme, sarcástico, asesino de niños.

Aun sin llegar a la altura del original literario, que prende con rapidez en el lector y no lo suelta tan fácilmente, la adaptación televisiva consigue un apreciable nivel de misterio, de suspense, sin recurrir casi nunca al terror de casquería, y fiándolo casi todo a las apariciones y expresiones multiformes del payaso. La escena de mayor impacto, al menos para mi gusto, es la del pequeño Eddie en las duchas, cuando todas se ponen en marcha y los tubos se alargan acorralándolo en el centro de la estancia, para rematar con Pennywise surgiendo inverosímil, sobrecogedoramente, por el desagüe: la sensación de angustia que se consigue en esa escena, con tan pocos elementos, es la más alta de toda la miniserie.

Tommy Lee Wallace no ha conseguido una obra maestra, ni seguramente nadie lo pretendía con esta adaptación inevitablemente kilométrica de uno de los mejores King. Pero su trabajo ha sido honesto y profesional, logrando al menos una obra que no supone una ofensa para el espectador, como tan frecuente es en este género.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

165'

Año de producción

It (Eso) - by , Jun 18, 2014
2 / 5 stars
El terror no tiene forma