Película: Jeanne d'Arc Tenemos escrito que el cine tiene una deuda impagable con ese mago (stricto sensu…) que fue Georges Méliès. Pero también es cierto que el cineasta parisino daba lo mejor de sí en historias fantásticas, a menudo adobadas de un humor de trazo grueso y tendencia al “slapstick” que aún no existía. Pero cuando las historias a contar requerían más tono realista, o historicista, o dramático, entonces Méliès no pasaba de ser un aplicado artesano sin demasiada imaginación.

Esta Jeanne d’Arc se reputa como la primera versión al cine de la vida de Santa Juana de Arco. Si bien los hermanos Lumière habían producido en 1898 un corto (literal: un minuto) titulado Execution de Jeanne d’Arc, que dirigió Georges Hatot, lo cierto es que la vida completa (al menos los hitos fundamentales de la vida pública) de la santa de Domrémy fueron puestos en pantalla por primera vez en este corto de Méliès. Asistimos así a una aparición divina ante la que será santa (realizada mediante el método de la sobreimpresión, que Méliès llegó a dominar con notable destreza), y posteriormente su presentación ante el rey de Francia para invocar, bajo mandato divino, la lucha contra los invasores ingleses. Asistimos después a un desfile (interminable: la de veces que pasan por el escenario los mismos soldados…), y posteriormente al asalto a la ciudad en la que fue tomada presa, su posterior encarcelamiento y ejecución sumaria en la hoguera, acusada de hereje; durante el ajusticiamiento asistiremos a lo que parece una transfiguración de la santa y su presentación ante el Altísimo.

Sin ser ninguna maravilla, es cierto que esta Jeanne d’Arc tiene elementos de interés, como la pintura a color de los vestidos de los personajes, realizada a mano por artesanos contratados a tal efecto, o la escena del asalto a la ciudad por parte de los franceses, una vez que los borgoñones la habían secuestrado; el asedio está dado con una extraña mezcla de realismo (los pedruscos y polvo de escombros que arrojan los asediados contra sus atacantes) y fantasía, con un castillo que no es sino un escenario minimalista, de corte absolutamente teatral, como era lo habitual en aquellas fechas, donde el cine no era sino una extensión del teatro (y a veces ni eso…).

De cualquier forma, quizá su mayor mérito fue el ser la primera vez que se contó la historia de la Doncella de Orleáns en la pantalla, un personaje que en cine ha dado muchísimo de sí, sobre todo bajo los auspicios de Francia (¡ah, la grandeur!).

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

10'

Año de producción

Jeanne d'Arc - by , Jul 01, 2013
2 / 5 stars
Ella fue la primera