Película: Krull Este filme intenta combinar los elementos galácticos de la saga de La guerra de las galaxias con elementos artúricos entonces muy de moda, tras el éxito de Excalibur, de John Boorman, e incluso se advierten influencias literarias del Dune de Frank Herbert. Demasiados elementos, quizá, para que el cóctel resultante sea positivo. En efecto, la película es un indigesto festín de efectos especiales, con mucho recurso a fuerzas mágicas y misteriosas, poderes sobrenaturales y, sobre todo, lugares comunes.

Estamos en un futuro indefinido, pero que se adivina muchos años por delante de nuestra época. Un príncipe habrá de emprender un viaje por el planeta Krull para rescatar a su prometida, secuestrada por un torvo personaje, al que llaman Bestia.

El director, Peter Yates, no era el hombre indicado para llevar este producto a buen puerto. Yates está especialmente dotado para los filmes de acción y violencia, como demostraría en su recordado Bullitt, en la que puso de moda las persecuciones de coches extremadamente espectaculares, y también ha hecho comedias como Qué diablos pasa aquí, e intrigas como La casa de Carroll Street. Esta lamentable experiencia en el género de ciencia-ficción se saldó, como cabía esperar, con un aparatoso fracaso en taquilla.

Entre los intérpretes, aparte del protagonista, un guaperas y soso Ken Marshall (que después se refugiaría en productos televisivos del tres al cuarto), aparecen algunos intérpretes estimulantes, como la excelente Francesca Annis, que protagonizaría la versión de Dune que hizo en esa misma época David Lynch, así como El río de oro, de Jaime Chávarri, y Liam Neeson, entonces poco conocido y al que el tiempo ha elevado al rango de estrella de Hollywood; además hay algunos rostros inquietantes, como el de Freddie Jones.

Dirigida por

Nacionalidad

Duración

109'

Año de producción

Krull - by , Feb 16, 2012
1 / 5 stars
Demasiados ingredientes