Película: Kung Fu contra los Siete Vampiros de Oro He aquí una auténtica rareza, una película rodada por la flemática cinematografía británica, por el mismo equipo responsable de algunas de las mejores versiones sobre el mito del vampiro, pero en un paisaje y con una historia totalmente atípica. El profesor Van Helsing, el legendario perseguidor de Drácula, viaja a la antigua China para dar una conferencia sobre los Siete Vampiros de Oro, cuando un monje budista le incita a demostrar la veracidad de la leyenda.
“Kung Fu contra los Siete Vampiros de Oro” combina así dos géneros en principio casi antitéticos, el de las artes marciales (popularmente conocidas como “películas de chinos” o “de kárate”) con el más selecto (y de ambiciones más evidentes) del terror, pero, con ser la mezcla de lo más extraña, no es despreciable el resultado. El mérito está en la interesante realización de Roy Ward Baker, un ilustre artesano que empezó a hacer cine en 1947, hasta que años más tarde, en las filas de la Hammer, la productora por excelencia de filmes del género terrorífico, dio lo mejor de sí mismo en películas como “Las cicatrices de Drácula” o “Dr. Jeckyll y su hermana Hyde”. La atmósfera de horror está razonablemente conseguida, y el tono exótico del entorno y las luchas marciales le otorgan una rara cualidad a este filme tan sumamente atípico.
Roy Ward Baker fue el realizador, como dato a anotar en su haber, de aquella serie británica titulada “Los vengadores” que protagonizaban Patrick MacNee y Diana Rigg, que tan buen sabor dejó en toda una generación de adolescentes en los años sesenta. Al frente del reparto aparece el veterano Peter Cushing, imprescindible en cualquier filme de terror de la época.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

83'

Año de producción

Kung Fu contra los Siete Vampiros de Oro - by , Oct 20, 2006
3 / 5 stars
Géneros antitéticos