Película: La caza Allá por 1961 William Wyler hizo una película titulada La calumnia, sobre la obra teatral de Lilliam Hellman The Children’s Hour, que planteaba la falsa denuncia de una alumna sobre dos de sus profesoras, acusándolas de lesbianismo. Afortunadamente, el amor entre personas del mismo sexo está hoy día plenamente aceptado y la película sería una antigualla por el tema, pero no por la delación de una conducta supuestamente impropia. Porque ése es el asunto de esta La caza, un duro drama sobre otra cuestión vidriosa y que está a la orden del día, la pederastia (a no confundir con la pedofilia, que no es exactamente lo mismo, aunque se usen como sinónimos).

Aquí un profesor de un parvulario es falsamente acusado de exhibicionismo sexual por una alumna de imaginación exacerbada. A partir de ahí, y ciertamente con toda la razón del mundo, la histeria se propaga entre los otros profesores y los padres. La situación se va tornando progresivamente insostenible para el protagonista: los padres de la niña son sus mejores amigos pero ahora lo rechazan; es repudiado también por los vecinos, e incluso en el supermercado le niegan el pan y la sal (nunca mejor dicho…). El acoso llega hasta la violencia física, mientras el profesor ve como todo su mundo se desmorona.

Thomas Vinterberg tuvo su máximo momento de gloria al final de la década de los noventa, cuando filmó Celebración, dentro de los parámetros (más o menos…) de Dogma 95, aquel movimiento cinematográfico, hoy afortunadamente olvidado, pero que dio prestigio y popularidad a una serie de cineastas daneses, entre los cuales Lars Von Trier fue el que mejor lo rentabilizó; dicho sea de paso, Trier, además de un director extremadamente creativo, es un consumado maestro en técnicas de marketing y comunicación, como ha demostrado a lo largo de su carrera.

Tras varios años en los que ha hecho títulos que no han tenido gran repercusión, Vinterberg vuelve con este potente drama que pone el dedo en la llaga de las denuncias falsas, y cómo en esos casos el señalado por el dedo acusador tiene todas las papeletas para perderlo todo, quizá incluso la razón y la vida.

Por supuesto, no se está hablando de las denuncias auténticas de los absolutamente reprobables abusos sexuales a menores, sino de aquellas fabricadas por la imaginación desbordante de algunos niños, a los que las mentes calenturientas de los mayores dan alas. En ese sentido, podría decirse sin temor a errar que Thomas Vinterberg ha sido muy valiente al plantear este tema, porque hogaño parece que toda denuncia, cualquier denuncia, conlleva necesariamente la credibilidad absoluta en la palabra del denunciante y la ignominia del denunciado, cuando las cosas deberían ser de otra forma.

Obra dura, narrada con solvencia y fuerza por un cineasta que sabe lo que tiene entre manos, la labor de Mads Mikkelsen en el papel protagonista es remarcable, máxime teniendo en cuenta que es un actor que, tras intervenir en Casino Royale y otras superproducciones internacionales, podría dedicarse, si quisiera, a ese tipo de proyectos mucho más ambiciosos, y dejar estos otros filmes, más pequeños pero que, sin duda, le interesan por sus implicaciones sociales y humanas.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

115'

Año de producción

Trailer

La caza - by , Apr 20, 2013
3 / 5 stars
La calumnia